Amut recibe dos pedidos de plantas de lavado y reciclado de plásticos

La división de reciclado de Amut ha ganado dos licitaciones, organizadas por dos empresas líderes europeas que se dedican al tratamiento de residuos plásticos, para el suministro de dos plantas para la recuperación y regeneración de residuos de poliolefinas termoplásticas para ser transformadas en gránulos.

31.07.2017 Las tecnologías Amut están patentadas y reconocidas en todo el mundo por su sistema de ahorro de fluido hídrico, que permite reutilizar el agua tratada gracias a circuitos especiales de recirculación.

Amut suministra dos plantas de lavado y reciclado

Para el primer proyecto, las dos líneas, procesarán en paralelo, residuos de LDPE con una capacidad total de 2.500 kg/h. Los residuos termoplásticos proceden principalmente del postconsumo, del film burbuja para envase y embalaje. Para aumentar la flexibilidad de la planta, un grupo de cintas transportadoras permite alimentar dos trituradores alternativamente.

La fase de decantación permite separar los materiales pesados y contaminantes de la película mientras que una acción de prelavado elimina otros contaminantes y suciedad. La segunda acción mediante fricción intensa se realiza durante la molienda en húmedo. El sistema de lavado y fricción turbo proporciona un lavado y enjuague intensivo y continuo. El agua de proceso
puede ser térmicamente regulada y acondiconada por agentes químicos/detergentes para optimizar la eficacia de la limpieza.

Los residuos se separan del agua y se transportan a la centrifugadora para la fase de secado. Un sistema de secado mediante aire caliente reduce el contenido de humedad de las escamas y hace que el material sea adecuado para procesos de extrusión posteriores.

En el segundo de los proyectos, Amut suministrará líneas dobles para el lavado y la granulación de materiales plásticos postconsumo: la capacidad total es de 1.500 kg/h de film de LDPE o 4.000 kg/h de PP o envases de HDPE. La ventaja principal es la de ser capaz de procesar tanto poliolefinas livianas como pesadas con las mismas máquinas en lotes separados.

En la primera zona de decantación el material queda aislado de objetos pesados y contaminantes y luego se transfiere a dos turbinas paralelas para la fase de prelavado. La segunda acción de friccionamiento intensivo se realiza durante la molienda en húmedo. Una intensiva acción de lavado seguida de lavado por fricción en la cual los residuos son continuamente sometidos a una fuerte acción de fricción y seguidamente a una fase de enjuague para una ulterior eliminación de los restos de impurezas.

La purificación de las escamas de los plásticos pesados y el enjuague final se realizan completamente con un elemento especial llamado decanter. El decanter también realiza una acción de secado. El suministro también incluye una planta de extrusión para completar todo el proceso de recuperación.

*Para más información: www.amut.it

2017-07-31T10:34:18+00:00 31/07/2017|Empresas|