2009 arranca con sorpresas en plástico


08/01/2009

El que acaba de empezar podría ser un año cargado de sorpresas en relación a las aplicaciones del plástico, a la aparición de nuevos materiales de esta naturaleza y a la concienciación sobre reciclaje.

Cerraba 2008 y se celebraban los 40 años de la primera muñeca de plástico made in Spain, la ancy, que vio la luz en 1968 gracias a Tino Juan, su diseñador. En poco tiempo, su melena rubia, sus múltiples accesorios y complementos, sumados a un precio asequible, permitieron su entrada el multitud de hogares de todo el país. A fecha de hoy se han vendido más de 25 millones de estas muñecas.

Este 2009, 41 años más tarde, ha comenzado fuerte. En poco más de una semana ya ha habido sorpresas en cuanto posibles aplicaciones del plástico y de éste tras su reciclaje. Por un lado, sillas de diseño funcional, aptas para diferentes entornos. Por otro, un móvil fabricado de botellas de PET reciclado y una de las últimas tendencias en moda, también de reciente aparición: cinturones de plástico reciclado. Además, una propuesta más ecológica para el mobiliario de la habitación: mesitas de noche con patas de plástico reciclado.

Las sillas Belloch han sido diseñadas por Lagranja, un estudio-taller de diseño multidisciplinar de objetos y espacios, para Santa & Cole. Están pensadas tanto para interiores como para exteriores. Salvo las patas, fabricadas en madera, están diseñadas en plástico. A diferencia de las sillas a las que la tradición nos acostumbró a ver en los hogares, se pueden apilar, lo que permite guardarlas en un espacio más reducido hasta que llegue el momento de utilizarlas de nuevo. Hace dos años, fruto de otro trabajo común, nació Key (en la imagen), un aparcabicicletas realizado en espuma de poliuretano de alta densidad y base de fundición de aluminio.

Por su parte, Motorola acaba de anunciar el desarrollo de W233 Renew, un teléfono móvil fabricado a partir de botellas recicladas, que se presentará a lo largo de esta semana en la Feria de Electrónica de Consumo de Las Vegas, la famosa CES.

En plástico reciclado están diseñadas también las patas de las mesillas de noche Socks, del estudio de diseño madrileño Merry, en madera de haya y patas con forma de cono, inspiradas en el concepto del calcetín (sock, en inglés).

Otra sorpresa en plástico reciclado es, al tiempo, lo último en complementos de moda. Se trata de los cinturones Tie-Ups Recyclable Belt. Fabricados en plástico y caucho reciclados, estos cinturones de diseño italiano se comercializan en colores vivos. Su precio ronda los 63 euros.

Otras noticias