PUBLICIDAD

HITEMA
×

Arburg, en un proyecto de investigación de eficiencia energética industrial


20/11/2014

Arburg participa en un proyecto del IdE (Instituto para Tecnologías de energía descentralizada) para mejorar la eficiencia energática a nivel industrial.

Con un presupuesto de 10 millones de euros y el apoyo del Ministerio Federal de Economía y Tecnología, en el proyecto, denominado Smart Consumer, colaboran además de Arburg las empresas Imtech y Limón que implementarán y evaluarán sistemas para el incremento de la eficiencia energética en las fábricas que las compañías Ferrero y Junghans (esta de productos de plástico), poseen en la localidad alemana de Hessen.

Un punto importante del proyecto es la implementación de soluciones inteligentes para el control y la reducción de las necesidades de energía en un entorno industrial de producción real, porque la idea es conseguir soluciones que puedan extenderse entre las empresas de ámbito industrial.

Proyecto del IDE en el que participa Arburg.

El proyecto Smart Consumer incluye dos subproyectos. El primero de ellos se denomina Smart CHP, y está centrado en la optimización del suministro de energía a las fábricas que trabajan el plástico (con el caso de estudio de la empresa Junghans). La idea es reducir las necesidades de energía primaria y los costes energéticos un 50%.

Como reconoce el CEO de esta última empresa, Klaus Junghans, la economía sostenible ha formado parte esencial de nuestra empresa. Este proyecto de invetigación nos da la oprtunidad de convertirnos en la empresa europea de inyección de plásticos más eficiente. La reducción del 50% de nuestras necesidades energéticas es todo un reto y un hito para la historia de nuestra compañía.

Para conseguirlo, Junghans ha de cambiar el sistema de calentamiento eléctrico de las máquinas de producción por sistemas de calefacción de aceite. Esto ofrece una mayor flexibilidad a la hora de hacer funcionar las máquinas, a través incluso de procesos de cogeneración de calor (CHP), de la combustión de gas o mediante electricidad. La idea principal es aprovechar mejor el calor que se genera.

Esto hace que necesario, entre otras cosas, rediseñar las máquinas de moldeo por inyección, así como la tecnología de construcción y las fuentes de calor en la fábrica de plástico.

En el segundo subproyecto, en el caso del fabricante de bombones Ferrero, el objetivo pasa por el ahorro de energía en el área de refrigeración y aire acondicionado, mediante el empleo de una tecnología de enfriamiento alternativa más eficiente centrada sólo en una pequeña parte de la línea de producción y en un sistema de control más preciso. En este caso, también las expectativas de ahorro energético son de un 50%.

En ambos casoslos flujos de energía serán medidos, evaluados y controlados mediante sistemas inteligentes desarrollados por las empresas Imtech y Limón.

*Para más información: www.arburg.com / www.ide-kassel.de

 

Otras noticias