Como se esperaba, los efectos económicos de la pandemia tuvieron un notable impacto sobre los resultados de Basf en el segundo trimestre de 2020.

30.07.2020 La afectación negativa de muchas de las industrias consumidoras de los productos de Basf se trasladó a los resultados de la multinacional química alemana.

Basf Q2

Así, Basf se vio particularmente afectada negativamente por el colapso de la demanda de la industria automotriz, mientras que la demanda de la industria de detergentes y productos de limpieza y la industria alimentaria se mantuvo estable.

A pesar de reconocer que la pandemia causada por el coronavirus sigue siendo un gran desafío para Basf, el presidente de la junta de directores ejecutivos de la compañía, el Dr. Martin Brudermüller, también ve oportunidades: Esta situación es un catalizador para el cambio y una oportunidad para hacer muchas cosas de manera diferente. En Basf, nos hemos adaptado rápidamente a nuevos procesos. Todos están muy abiertos a la comunicación virtual, internamente y con nuestros clientes. Según el CEO, Basf es capaz de aprovechar sus fortalezas en momentos como estos: empleados flexibles y motivados, una cartera diversificada y las finanzas sólidas de la compañía.

Dado el alto nivel de incertidumbre, Basf prefiere no hacer previsiones para el conjunto del ejercicio. Sin embargo, de cara al tercer trimestre, no espera que el EBIT antes de especiales mejore significativamente en comparación con el segundo trimestre de 2020, en parte debido a la demanda generalmente más baja en agosto y a la estacionalidad del negocio de Soluciones Agrícolas.

Las cifras del segundo trimestre 2020

Así, las ventas de Basf en el segundo trimestre de este año disminuyeron un 12%, hasta alcanzar los 12.680 millones de euros. Esto se debió principalmente a los menores volúmenes de ventas y a la bajada de los precios del segmento upstream. La subida de precios en los segmentos de Tecnologías de Superficie y Soluciones Agrícolas solo pudieron compensar lo anterior parcialmente.

En cuanto a los ingresos por operaciones (EBIT) antes de especiales sumaron 226 millones de euros, el 77% menos que en el segundo trimestre de 2019. Con las excepciones de Nutrición y Cuidado y Otros, que aumentaron las ganancias, y de Soluciones Agrícolas, donde las ganancias casi se mantuvieron, todos los demás segmentos registraron descensos interanuales. Los segmentos de Productos Químicos y Materiales representaron el 70% de las caídas totales de la compañía.

Los ingresos netos fueron de -878 millones de euros, frente a los cerca de 6 millones de euros del segundo trimestre de 2019.

Datos por negocios

Por negocios, las ventas en el segmento de Productos Químicos ascendieron a 1.791 millones de euros, el 18% menos que un año atrás.

En cuanto al negocio de Materiales, sufrió una caída aún más acusada, del 28%, hasta los 2.143 millones de euros.

Soluciones Industriales, por su parte, con 1.819 millones de euros, sumó unas ventas un 15% inferiores. Mientras que el segmento de Tecnologías de Superficie obtuvo unas ventas de 3.099 millones de euros (el 2% menos).

Nutrición y Cuidado obtuvo una facturación de 1.555 millones de euros entre abril y junio de este año, el 4% interanual más.

Por su parte, el negocio de Soluciones para Agricultura bajó sus ventas un 2% hasta los 1.766 millones de euros.

El segmento Otros, con 507 millones, sufrió una caída interanual del 32%.

Por áreas geográficas

Por zonas geográficas, Europa sumó unas ventas de 5.081 millones de euros, un 21% menos. De esta cifra, 2.149 millones de euros correspondieron a Alemania. Este dato representa una bajada interanual del 39%.

En Norteamérica, las ventas cayeron un 10% en el segundo trimestre, hasta los 3.533 millones de euros.

También hubo menos ventas en Sudamérica, África y Oriente Medio: 623 millones de euros, el 15% menos. La única área con crecimiento de ventas fue Asia Pacífico. Sumó 3.443 millones de euros, el 3% más.

Resultados del primer semestre

Los datos del segundo trimestre de 2020 son manifiestamente peores que los de los tres primeros meses del actual ejercicio. La combinación de ambos trimestres hizo que en el primer semestre del año, las ventas de Basf cayeran un 2%, hasta los 29.433 millones de euros.

En cuanto al EBIT ante de especiales registró un descenso interanual del 32%, hasta los 1.866 millones de euros.

Por lo que respecta a los ingresos netos de los seis primeros meses del año, se redujeron un 100%, pasando de los 7.360 millones a sólo 7.

A 30 de junio, Basf contaba con más de 117.000 empleados.

*Para más información: www.basf.com

MundoPlast