Alimatic

Campaña para el uso responsable de las bolsas de plástico


12/07/2007

Puesta en marcha por Cicloplast, esta campaña cuenta con la activa colaboración de otras entidades del sector como AAIP y PlasticsEurope Ibérica.

Desde hace algo más de un mes Cicloplast ha vuelto a poner en marcha su campaña 2007 de sensibilización ciudadana sobre el consumo responsable de bolsas de plástco. Una campaña que se inició el pasado año con la firma de un convenio con el Consejo Empresarial del Comercio, integrado por la Asociación acional de Grandes Empresas de Distribución (AGED) y la Confederación Española de Comercio (CEC).

La idea con esta iniciativa es educar a la población sobre del uso responsable de las bolsas de plástico: que se consuman sólo ls necesarias, que se reutilicen y que una vez terminada su vida útil, se depositen en el contenedor amarillo para su reciclado.

Para lograr estos objetivos se han establecido puntos de información en 33 de los grandes centros comerciales de las principales capitales españolas (Como Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia o Zaragoza), y se ha incluido el logo de la campaña en las bolsas de plástico de las cadenas de distribución presentes en dichos centros.

La campaña se dirigirá también a las asociaciones de consumidores y amas de casa, a las aulas ambientales de los ayuntamientos y a los trabajadores de las empresas colaboradoras, tanto del sector del plástico, como de la gran distribución.

Educar, no prohibir
La Directora General de Cicloplast, acompañada por Ángela Osma de AAIP y Lola Ruíz de PlasticsEurope Iberia, durante la presentación en Barcelona de la campaña a la prensa (las tres en la imagen superior de derecha a izquierda), explicó la utilidad de las bolsas de plástico y dijo que el problema de los residuos no es la bolsa sino el comportamiento incívico de aquellos que las abandonan donde no deben (fenómeno conocido como litter).

En este sentido, medidas como la que contempla el Borrador del Plan acional de Residuos de reducir la producción de bolsas de plástico un 50% en 2010 y sustituir el 70% por bolsas biodegradables en 2015 no siempre sería la mejor solución, como demuestra el precedente irlandés, ya que hay que ofrecer una alternativa a la bolsa que tenga un menor impacto medioambiental a lo largo de su ciclo de vida.

Por otra parte, la industria productora de bolsas de plástico en nuestro país da trabajo a más de 5.000 personas y las bolsas biodegradables, además de contar con una serie de condicionantes y requisitos a tener en cuenta, podrían provocar en los usuarios un efecto de despreocupación contraproducente.

*Para más información:

www.cicolplast.com

www.anaip.es

www.plasticseurope.org