PUBLICIDAD

Alimatic
×
FERIA GREENPLAST

PUBLICIDAD

Circular Foam, un proyecto de Covestro para cerrar el círculo del poliuretano


01/12/2021

Covestro coordina el proyecto europeo Circular Foam para cerrar el ciclo de las espumas rígidas utilizadas en frigoríficos y edificios.

Circular Foam Covestro

Coordinados por Covestro, en el proyecto Circular Foam participan 22 socios de nueve países de la UE. Su objetivo no es otro que cerrar el ciclo de las espumas rígidas de poliuretano. Se trata de un material muy utilizado como aislante en frigoríficos y edificios, y que contribuye a aumentar considerablemente la eficiencia energética.

La falta de un sistema de gestión coordinada para este tipo de residuos, así como de procesos de reciclaje adecuados es lo que quiere paliar el proyecto Circular Foam. En este sentido, expertos científicos, empresas y entidades sociales desarrollarán un modelo de solución integral.

El objetivo es cerrar el ciclo de las espumas rígidas de poliuretano evitando su incineración como residuo y extender este modelo en toda Europa. De esta manera, se podrían ahorrar 1 millón de toneladas de residuos, 2,9 millones de toneladas de emisiones de CO₂ y 150 millones de euros en costes de incineración cada año en Europa.

Como ha dicho Markus Steilemann, CEO de Covestro, el reciclaje químico de la espuma rígida de poliuretano será clave para conseguirlo.

Más sobre el proyecto Circular Foam coordinado por Covestro

En este sentido, Circular Foam está investigando y desarrollando dos posibles vías de reciclaje para las espumas rígidas de poliuretano: la quimólisis y la pirólisis inteligente. Al desarrollar estos dos nuevos procesos se busca obtener polioles y aminas como materia prima para producir nuevas espumas rígidas con la mayor calidad posible.

Actualmente, Covestro trabaja estrechamente con la Universidad RWTH de Aquisgrán (Alemania) y su Centro Catalítico CAT, la ETH de Zúrich, BioBTX y la Universidad de Groninga (Holanda). El proyecto también explorará cómo los dos procesos pueden ser implementados a nivel industrial lo más rápido posible.

Covestro ya había desarrollado anteriormente un proceso de reciclaje químico de espumas flexibles procedentes de colchones y lo aplicó con éxito a escala piloto a principios de 2021.

Una de las condiciones previas para el reciclaje de las espumas rígidas de poliuretano en la UE es la recogida sistemática, el desmontaje y la clasificación del material al final de su vida útil en toda Europa.

Se trata de un labor en la que existe un importante potencial de mejora; ya que hasta la fecha se recogen menos de la mitad de los frigoríficos desechados en el continente. La optimización de la formulación del producto de espuma rígida también puede promover un mejor reciclaje. Covestro colaborará en todas estas áreas.

*Para más información: www.covestro.es / www.circular-foam.eu

MundoPlast

01.12.2021