Brüggemann ha presentado sus nuevos estabilizantes térmicos Bruggolen TP-H1607 y Bruggolen TP-H1805, con los que completa su extenso porfolio de aditivos para poliamidas.

07.07.2020 Bruggolen TP-H1607 y Bruggolen TP-H1805 son nuevos desarrollos de mezclas de antioxidantes que permiten a la poliamida mejorar sus prestaciones y a los compounders ampliar sus posibilidades en el mercado.

Bruggolen

Bruggolen TP-H1607

De esta manera, Bruggolen TP-H1607 incluye una serie de estabilizantes en base cobre que mejoran significativamente la retención de las propiedades mecánicas de las poliamidas, superando los límites que hasta ahora habían logrado los antioxidantes de base cobre clásicos. En este sentido, por ejemplo, Brüggemann asegura haber demostrado que Bruggolen TP-H1607 permite la estabilización térmica de PA 6.6 sin fibra a 150°C durante más de 5.000 horas. Este dato supone una mejora considerable con respecto a los estabilizantes convencionales de base cobre, que se sitúan en torno a las 3.000 horas.

Por otro lado, la enorme eficiencia de Bruggolen TP-H1607 también permite la reducción drástica de los contenidos de cobre y halógeno. Concretamente en la PA6.6 a 150°C la concentración de cobre en el compuesto se redujo en un factor superior a 5. Y ello, manteniendo incluso las prestaciones máximas obtenidas con las sales de cobre. Gracias a esto, se consiguen ahorros de costes para aplicaciones del sector eléctrico y electrónico como interruptores y sensores, en los que es necesario un CTI de 600 V.

Por último, según las pruebas realizadas, Brüggemann asegura que Bruggolen TP-H1607 presenta una corrosión eléctrica similar a la de los estabilizantes fenólicos estándar frecuentemente utilizados en el sector de electricidad y electrónica.

Bruggolen TP-H1805

Por su parte, el nuevo Bruggolen TP-H1805 consiste en un paquete de estabilizantes para alta temperatura fácil de utilizar. Así, el nuevo compuesto amplía el límite de uso continuo de PA6 con fibra para temperaturas de hasta 200°C. Y por encima de los 200°C, en el caso de la PA6.6.

bruggolen pa

En este sentido, Bruggolen TP-H1805 no necesita activación previa. Asimismo, también resulta efectivo para temperaturas inferiores a los 200°C. De esta manera, los compounders pueden producir poliamidas alifáticas a costes bajos para aplicaciones que antes estaban reservadas  a las poliftalamidas u otros polímeros de altas prestaciones como el sulfuro de polifenileno, de precio superior.

Por otra parte, el Brugolen TP-H1805 también permite sustituir la PA6 por la PA6.6 (de precio superior), para determinadas aplicaciones.

Los dos nuevos estabilizantes Bruggolen TP-H1607 y Brugolen TP-H1805 se suministran en forma de pellet y son fáciles de dosificar y dispersar durante la fase de compounding.

En palabras del Dr. Klaus Bergmann, Director de la división de Aditivos para Polímeros de Brüggemannnuestro objetivo es ofrecer estabilizantes térmicos para poliamidas a través de todos los rangos de temperatura y todas las áreas de aplicación. Con la introducción de estos nuevos productos estamos extendiendo nuestro porfolio de estabilizantes de altas prestaciones para proporcionar más valor a nuestros clientes.

Sobre Brüggemann

La alemana Brüggemann GmbH & Co. KG es un referente en la fabricación de especialidades químicas. Su sede central se ubica en la localidad germana de Heilbronn, donde emplea a cerca de 200 trabajadores.

Los orígenes de la compañía se remontan al año 1868, si bien en los últimos tiempos la empresa se ha especializado en el desarrollo y la fabricación de aditivos de alto rendimiento para termoplásticos técnicos, con una especial dedicación a las poliamidas. Igualmente, produce derivados de zinc y agentes reductores en base azufre.

La empresa está presente en más de 60 países y cuenta con filiales en EE.UU. y en Hong Kong.

En el ideario de Brüggemann destaca la apuesta por la I+D, la atención clara a las necesidades de los clientes e inversiones importantes en know how e instalaciones.

*Para más información: www.brueggemann.com

MundoPlast