PUBLICIDAD

MECASONIC
×
RAORSA

PUBLICIDAD

HDPE reciclado para envase alimentario gracias a Starlinger


26/10/2021

La FDA estadounidense ha dado luz verde al proceso de reciclado de HDPE de Starlinger lo que faculta a este plástico reciclado para su uso en aplicaciones de contacto alimentario.

Botellas fabricadas con HDPE reciclado gracias a Starlinger

La Administración de Alimentos y Drogas de Estados Unidos, la FDA, ha emitido dos “Cartas de No Objeción” para el proceso de reciclado de Starlinger. De esta manera, la entidad confirma el uso de hasta el 100% de HDPE reciclado en envases en contacto con alimentos.

El pasado mes de agosto, Starlinger & Co GmbH recibió dos Cartas de No Objeción (LNO) emitidas por la FDA, sobre su concepto de máquina recientemente desarrollado para procesar residuos de HDPE post-consumo.

Concretamente, estas LNO se aplican a los procesos de reciclado de HDPE botella a botella y tapón a tapón respectivamente. En este sentido, confirman que la granza de HDPE producida con el proceso de reciclado de Starlinger se puede utilizar a niveles de hasta un 100% en envases en contacto con alimentos. Ya en 2012 Starlinger recibió su primera FDA LNO para la utilización del HDPE reciclado.

Para Paul Niedl, Director Comercial de Starlinger recycling technology, ambas LNO son otro logro importante para Starlinger en el campo del reciclado de calidad alimentaria. Al igual que en el caso del PET, el HDPE 100% reciclado se puede utilizar en aplicaciones en contacto directo con alimentos. Existe un gran interés en el mercado – todas las señales apuntan hacia una economía circular.

Starlinger y la reducción de olor en el HDPE reciclado

El nuevo concepto de máquina de Starlinger consiste en una línea de reciclado recoSTAR dynamic con un módulo de desgasificación C-VAC y tecnología de reducción de olor posterior.

Precisamente este último punto resulta fundamental a la hora de producir HDPE reciclado apto para uso alimentario. Como explica Niedl, los envases de HDPE se utilizan para muchos alimentos. Si, por ejemplo, sustancias de restos de comida migran al plástico, pueden provocar olores desagradables en el proceso de reciclado. Para evitar esto, utilizamos nuestro procedimiento de tres fases. Comienza con la preparación del material; sigue con una desgasificación altamente eficiente en el módulo C-VAC; y finaliza con el post-tratamiento térmico de la granza producida. Este método asegura que se eliminen incluso los olores profundamente incrustados.

Así, a diferencia de los métodos que unen olores por medio de aditivos y los encierran en la granza, el proceso de Starlinger elimina las sustancias que causan el olor. Ello se traduce en una granza con reducción permanente del olor que no libera malos olores en las siguientes fases de producción.

Para Paul Niedl, el desarrollo de la economía circular, impulsará el reciclado de HDPE botella a botella. Una gran parte de los envases de alimentos, como las botellas de leche y zumos, tapas de botellas así como bandejas de alimentos para carne, están fabricadas con HDPE. Si este envase se devuelve al flujo de reciclaje y se reutiliza como envase de alimentos, se pueden ahorrar millones de toneladas de HDPE virgen en el futuro.

*Para más información: www.recycling.starlinger.com

MundoPlast

26.10.2021