PUBLICIDAD

BRENNTAG
×
DOMO

PUBLICIDAD

ITAINNOVA y el reciclado de mascarillas FFP2


25/01/2021

El instituto tecnológico aragonés ITAINNNOVA ha presentado los resultados de una investigación sobre el reciclado de las mascarillas FFP2.

El uso de mascarillas y guantes, que son altamente contaminantes, se ha disparado con la pandemia y hay que tener en cuenta que una mascarilla puede tardar hasta 400 años en descomponerse.

Para contribuir a solucionar el problema de la contaminación por mascarillas desechadas, que las actuales circunstancias dominadas por la pandemia, está provocando; ITAINNOVA ha analizado el reciclaje de las mascarillas FFP2.

Así, según los resultados de la investigación llevada a cabo por el centro tecnológico aragonés, dichas mascarillas convertidas en residuos pueden servir para fabricar productos de uso cotidiano como juguetes, macetas o piezas de automoción, entre muchos otros.

Punto de partida del reciclado de mascarillas: dificultades

En la presentación de los resultados de la mencionada investigación, Maru Díaz, consejera de Ciencia del Gobierno de Aragón, de cuya consejería depende ITAINNOVA, señaló las dificultades que entraña el reciclado de mascarillas. Por ejemplo, que el virus puede permanecer activo hasta tres días en materias plásticas; o que no existen puntos públicos de recogida.

A ello hay que añadir el hecho de que las mascarillas estén confeccionadas con tres tipos diferentes de materiales.

La responsable del equipo de investigadores de ITAINNOVA que ha trabajado en el proyecto, Cristina Crespo, fue la encargada de explicar cómo se pueden reciclar estas mascarillas.

Tanto las mascarillas quirúrgicas como las FFP2 están realizadas con materiales plásticos que forman filtros para impedir que las partículas pequeñas y los virus lleguen al sistema respiratorio.  La principal diferencia entre unas y otras viene de la protección que proporciona cada tipo según el número de capas con que cuenten y cómo se justan a la cara.

Dado que el reciclaje de material plástico consiste principalmente en procesos de limpieza, separación y clasificación, trituración, fundido y retriturado; en el caso de las mascarillas hay que sumar la desinfección. Normalmente, son tres los tipos de plásticos diferentes que se utilizan en la confección de mascarillas: polipropileno (PP); el politileno (PE) y el polietileneterfatalato (PET).

El proceso

El proceso desarrollado por el centro tecnológico aragonés para el reciclado de mascarillas evita la etapa de separación y clasificación. Como explicaron, se cogieron las mascarillas utilizadas por los trabajadores, se desinfectaron mediante el rociado de alcohol y la aplicación de calor. Posteriormente, y tras la eliminación de las gomas y el metal de ajuste, se ha procedió al triturado conjunto sin separar ninguno de los distintos tipos de plástico.  El resultado es una mezcla de plásticos reciclados.

Una vez conseguido el material, en formato de escamas, se procedió a su transformación de la misma manera que se procesan otros plásticos, mediante extrusión y posterior inyección en molde.  El resultado final fueron piezas con geometría definida. 

Por último, ITAINNOVA ha caracterizado el material obtenido para conocer las propiedades de la mezcla; y ha concluido que son comparables a las que se pueden obtener con otros plásticos de polipropileno y polietileno.

*Para más información: www.itainnova.es

MundoPlast

25.01.2021