PUBLICIDAD

ALIMATIC


Envases biodegradables a partir de restos de piña, naranja y arroz


13/06/2023

En el marco del proyecto Esencial 2023, ITENE investiga nuevos procesos biotecnológicos para obtener biopolímeros a partir de residuos de piña, naranja y arroz para envases biodegradables.

Entre las últimas investigaciones del centro tecnológico ITENE figura el desarrollo de procesos biotecnológicos de valorización de residuos y subproductos agroalimentarios (de naranjas, piñas y cascarillas de arroz). El objetivo es obtener ácidos orgánicos que puedan servir como aditivos para sectores como el alimentario o el cosmético; además de como monómeros para producir plásticos biodegradables para envases.

Se trata de un trabajo enmarcado en el proyecto de investigación Esencial 2023, financiado por la Comunidad Valenciana. La idea es que antes de que finalice el proyecto, el próximo mes de diciembre, se puedan obtener nuevos compuestos basados en ácidos orgánicos que cumplan con los requisitos de calidad y pureza exigidos por la industria.

El responsable del proyecto en ITENE, Enrique Cubas, ha detallado que “una alternativa para la valorización de subproductos de la industria agroalimentaria es la producción de ácidos orgánicos a través de procesos de fermentación microbiana, ya que estos compuestos que ofrecen aplicaciones de interés para varios sectores, como el plástico,  la alimentación, el envase y embalaje y la cosmética”.

Más detalles de la investigación

Así, en ITENE, para producir estos ácidos orgánicos, concretamente ácido láctico y ácido succínico, se están desarrollando procesos de sacarificación – fermentación mediante la utilización de cepas microbianas mejoradas mediante ingeniería evolutiva, lo que permitirá incrementar los rendimientos de producción.

Una vez optimizado el sistema de producción de ambos ácidos orgánicos, se desarrollarán y optimizarán procesos de purificación para que cumplan requerimientos de calidad y pureza propios de la industria del envase y embalaje y del sector cosmético. A su vez, estos procesos de purificación serán escalados y validados a nivel industrial.

La aplicación de los ácidos orgánicos permitirá obtener, por un lado, biopolímeros para packaging, en concreto PLA (ácido poliláctico) y PBS (succinato de polibutileno), y, por el otro, la validación industrial de un producto cosmético formulado con dichos ácidos orgánicos como aditivos.

Con este tipo de investigaciones biotecnológicas, ITENE busca impulsar la valorización de residuos y/o subproductos agroalimentarios para contribuir a reducir el impacto medioambiental de los residuos agroalimentarios. También ayudará acumplir los objetivos de gestión de residuos orgánicos o biorresiduos de la nueva Ley de Residuos y Suelos Contaminados. Recordemos que la norma establece la recogida separada de residuos y contempla reducir el peso de los residuos producidos un 13% para 2025 y un 15% para 2030, en comparación con 2010.

*Para más información: www.itene.com

MundoPlast

13.06.2023

Otras noticias