CICLOPLAST

PUBLICIDAD

KHS presenta una botella de rPET con asa


25/10/2022

KHS ha desarrollado una nueva botella en rPET de 2,3 litros con asa, para las industrias alimentaria y de cuidado del hogar.

Además de un asa fijada mecánicamente, con la nueva botella, KHS ofrece también una solución que presenta numerosas ventajas. Como por ejemplo, que la botella rPET fabricada mediante estirado-soplado y con el método de calentamiento Preferential Heating, tiene mayor estabilidad que las alternativas actuales de moldeado por extrusión de poliolefinas. Igualmente, el encolado del asa permite un contorno más sencillo y reduce el uso de material. Además, también aumenta la eficiencia en el proceso de moldeo por estirado-soplado. Tanto el cuerpo de la botella como el asa son 100% reciclables y están fabricados con rPET.

La nueva botella de 2,3 litros en rPET y con asa es el resultado de un año y medio de colaboración entre KHS y el Innovation Lab de Logoplaste. El objetivo era diseñar un envase específico para productos de cuidado del hogar que dejara la menor huella de CO2 posible. Algo que se ha conseguido.

La de asa de KHS, una botella con menos recursos y energía

La nueva botella de KHS supone un consumo de recursos en el proceso de fabricación hasta un 30% menor en comparación directa. En comparación con un asa pegada, el ahorro es de alrededor del 10%. Por otro lado, la producción mediante el proceso de moldeo por estirado-soplado permite una fabricación especialmente eficiente desde el punto de vista energético, sobre todo, si se compara con el procesamiento habitual de moldeo por extrusión.

Como explica Sebastian Wenderdel, Gerente de Desarrollo de Ventas de PET de KHS en Hamburgo, “Gracias a la tecnología de pegado, podemos reducir el uso de materiales y energía en la producción y, al mismo tiempo, producir un envase más estable y visualmente superior a las soluciones habituales del mercado”.

En combinación con el Preferential Heating, KHS ofrece una tecnología especialmente precisa y fiable. El proceso de calentamiento, probado y energéticamente eficiente, permite una distribución homogénea del material en el proceso de estirado-soplado para envases de plástico con formas irregulares y complejas. Por un lado, esto reduce el uso de recursos y, al mismo tiempo, aumenta su estabilidad. La alineación del cuello con precisión milimétrica como componente opcional permite una dosificación precisa del producto con la ayuda de tapas vertedoras orientadas.

Además, como la nueva botella PET no tiene costuras, a diferencia de los envases convencionales de HDPE o PP, también convence en la exigente prueba de caída.

Por lo que respecta al pegamento del asa, se beneficia de la amplia experiencia de KHS en el proyecto Nature-MultiPack. Igualmente, la nueva botella permite visualizar el contenido del producto. Además, con la ayuda del Programa de Servicios de KHS Bottles & Shapes, el cliente puede personalizar el diseño de la botella.

Un envase alineado con al economía circular

La nueva botella PET con asa pegada supone un importante avance de KHS en materia de economía circular. Con esta solución, la firma no solo llega a los productores de productos para el hogar, sino también directamente a los fabricantes de alimentos.

*Para más información: www.khs.com

MundoPlast

25.10.2022

Otras noticias