PUBLICIDAD

Alimatic

Las soluciones de Ainia para evitar el desperdicio alimentario


17/06/2014

El centro tecnológico Ainia ha identificado 12 líneas de trabajo en innovación para disminuir el desperdicio de alimentos.

Andrés Pascual, jefe del Departamento de Medio Ambiente, Bioenergía e Higiene Industrial de Ainia participó la semana pasada en el 5º Congreso Alimentamos un futuro sostenible: retos medioambientales de la industria alimentaria a 2020, celebrado en el marco de Envifood Meeting Point.

Ainia aportó innovaciones para prevenir y valorizar los desperdicios. En concreto, 12 líneas de trabajo en innovación: siete líneas de trabajo en innovación en prevención; dos líneas de trabajo en innovación social para la prevención y tres líneas de trabajo en innovación para la reutilización y valorización de los desperdicios.

Ainia.

 Entre dichas líneas destacamos las relacionadas con materiales y diseños de envases, como el desarrollo de nuevas formulaciones y aditivos alimentarios; nuevas técnicas de conservación de alimentos; nuevos materiales de envase como los recubrimientos comestibles en frutas; los materiales barrera (por ejemplo, los absorbedores de oxigeno y etileno); envases activos (por ejemplo, utilizar antioxidantes o aceite esencial de orégano como antimicrobiano) y el desarrollo de nuevos modelos predictivos para la estimación de vida útil mediante estudios acelerados.

Otra de las líneas indicadas desde Ainia pasa por innovar en el diseño de envases que tengan en cuenta elementos como la porcionabilidad, mejores sellados o recerrables; envases que permitan la extracción completa del producto; aquellos dirigidos a una mayor resistencia al transporte y a daños mecánicos o los envases y etiquetas inteligentes (con indicadores de descongelación, grado de humedad, de madurez, de tiempo o de temperatura). Considerando, además el eco-diseño que permiten a través de herramientas predictivas predecir el comportamiento de los envases para evitar roturas, abollamientos o colapsos. 

El desperdicio de alimentos se ha convertido en uno de los retos centrales de la Unión Europea para abordar en los próximos años. La Comisión Europea cuantificó en 2010 que el 42% de las pérdidas y desperdicio de alimentos en la UE se producen en los hogares, un 39% en el procesado, un 14% en la restauración y un 5% en la distribución (Preparatory study on food waste across EU 27).

La UE se ha propuesto  disminuir el desperdicio de alimentos en un 50% para 2030, poniendo el foco en impulsar actividades tanto de innovación como de I+D, según aprobó el Consejo Europeo en diciembre de 2013 en su Programa Marco de Investigación e Innovación (2014-2021);.

*Para más información: www.ainia.es

Otras noticias