PUBLICIDAD

MAAG
×
RAORSA

PUBLICIDAD

Leitz PMM Gold: precisión submicrométrica de medición


25/03/2021

Según Hexagon, su nueva solución de precisión submicrométrica Leitz PMM Gold permite a los fabricantes cuadruplicar el rendimiento de la inspección para productos electrónicos delicados.

La división Manufacturing Intelligence de Hexagon ha presentado la nueva máquina de medición por coordenadas (MMC) Leitz PMM Gold. Una solución válida para la medición de componentes delicados, como las piezas de los objetivos de las cámaras de teléfonos móviles.

De esta manera, la nueva solución resulta de gran ayuda para aquellos fabricantes que han de efectuar inspecciones de calidad; ya que resulta hasta cuatro veces más rápido que con los métodos convencionales, y sin comprometer la precisión de submicras. 

El sector de la electrónica de consumo y la informática, en su afán por lanzar al mercado productos de alto valor que se ensamblan con precisión a partir de materiales delicados, como los smartphones; se enfrenta al reto de inspeccionar grandes volúmenes de componentes frágiles y miniaturizados en poco tiempo y de forma muy precisa.

El electrónico, un sector muy exigente

Así, por ejemplo, para el caso concreto del cuerpo de la lente de plástico del objetivo de un smartphone, cuyo diámetro de pieza puede alcanzar los 7 mm y con una tolerancia de tan solo 1 ó 2 micras; cualquier desvío en la geometría y/o alineación de sus componentes puede provocar imágenes distorsionadas en la cámara, afectando negativamente la experiencia de los usuarios.

Por ello, si bien para muchas aplicaciones se pueden analizar muestras en el control de calidad; en este tipo de productos tecnológicos miniaturizados, se hace necesario inspeccionar cada una de sus piezas para garantizar una calidad total. 

Para ello, Hexagon ha lanzado la Leitz PMM Gold  la que asegura que es la máquina de metrología más precisa que jamás ha fabricado.

La Leitz PMM Gold

Así, siguiendo el ejemplo de los módulos de cámaras de los teléfonos móviles, la Leitz PMM Gold tarda unos cinco minutos en inspeccionar el cilindro de la lente de principio a fin. Además, sin la acción de ningún operario, salvo para la colocación de las piezas; y sin entrar en contacto con componentes frágiles durante la medición.

Junto a una mayor rapidez del proceso de medición, la Leitz está equipada con sensores sin contacto de elevada sensibilidad frente a las desviaciones en geometría. Por todo ello, resulta ideal para validar la calidad de piezas y componentes de precisión.

En el caso del objetivo de la cámara de un teléfono móvil, requiere hasta siete capas de material diferente. Ello implica que incluso mínimas discrepancias en la calidad de la superficie de cada una de esas capas puede tener consecuencias sobre los resultados de su funcionamiento. 

Asimismo, el hecho de que la nueva máquina no entre en contacto con ningún componente supone una ventaja añadida. No hay que olvidar que los perfilómetros usados tradicionalmente para la inspección de piezas electrónicas delicadas, suelen causar deformaciones en los componentes durante el proceso de medición. Asimismo, es necesario dedicar un tiempo de entre 20 y 30 minutos por pieza por los estrictos requisitos de posicionamiento. Además, los perfilómetros solo se pueden usar para una inspección de calidad final.

Como ha explicado Svenja Schadek, director de producto de la compañía, la nueva solución es el resultado de la amplia experiencia de Hexagon como proveedor de MMC: Gracias a nuestras capacidades de I+D hemos desarrollado una MMC que ofrece una muy alta precisión y un menor espacio de montaje. La idea es que nuestros clientes puedan lanzar al mercado sus productos de consumo con mayor rapidez; con mayor fiabilidad en los procesos de fabricación al emplear una inspección rigurosa y de alto nivel de muestreo.

Más detalles de la máquina

Otra de las ventajas que presenta la nueva Leitz PMM Gold es que permite cambiar fácilmente entre herramientas de inspección ópticas y táctiles de bajo impacto. Ello resulta especialmente interesante en la medición precisa de componentes con grietas o hendiduras profundas, ya que ello puede difucultar la medición sin el uso de puntas.

Por otro lado, las capacidades de palpado táctil de bajo impacto de la nueva máquina garantiza que las superficies delicadas permanezcan intactas. Esto es especialmente reseñable para la inspección rápida y sin contacto de los sensores ópticos.

En la misma línea, gracias al sistema de intercambio de sensores automatizado, los usuarios pueden cambiar fácilmente entre estos palpadores y los cabezales del sensor, permitiendo a la vez transiciones sencillas al medir los diferentes elementos de la pieza.

Otros detalles de la nueva Leitz PMM Gold es su tamaño un 30% más compacto que los de las soluciones de la competencia, que permite ganar espacio en el taller.

La máquina es ideal también para medir componentes de precisión como engranajes de vehículos eléctricos; además de para la calibración de galgas y piezas maestras.

*Para más información: HexagonMI.com/Leitz-PMM-Gold

MundoPlast

25.03.2021