Alimatic

Más medidas para frenar el uso irresponsable de las bolsas de plástico


08/05/2008

Entidades diferentes están presionando a la Generalitat de Cataluña para que imponga una ecotasa de 20 céntimos las bolsas de plástico que hasta ahora se venían regalando en supermercados. En Galicia podrían prohibirse en 2010. En China lo estarán en junio.

A la batalla contra las bolsas de plástico de un solo uso se están sumando cada vez más colectivos y entidades de diferentes signos y en diferentes partes del mundo.

Por un lado, ecologistas y asociaciones de consumidores, con el apoyo de ayuntamientos, centros de investigación y cadenas de comercio y distribución han exigido a la Generalitat de Cataluña este martes que aplique una tasa de 20 céntimos a las bolsas de plástico que se regalan en comercios catalanes. Sostienen que esta iniciativa ha llevado a otros países que la han aplicado a reducir el uso de estos productos hasta en un 90%.

El dinero recaudado podría destinarse al apoyo de los procesos de tratamiento y reducción de residuos de la Administración. Tras estos planteamientos está la preocupación por los 14 millones de bolsas de plástico que se gastan en esta comunidad en un fin de semana.

La cifra de 20 céntimos responde a que una cantidad muy inferior no persuadiría para abandonar el uso irresponsable de las bolsas y una muy superior podría generar conflictos.

Existen actualmente casos en Cataluña, como el de la cadena de supermercados BonPreu, de iniciativas alternativas. BonPreu premia con dos céntimos por cada 10 euros de compra a aquellos clientes que no se llevan sus compras en bolsas de plástico del supermercado. Lild y Dia cobran las bolsas en toda España desde hace años. El verano pasado la cadena de hipermercados Alcampo colaboraba en la campaña Recíclame, no me abandones, auspiciada por AGED (Asociación Española de Grandes Empresas de Distribución) y Cicloplast.

Todo esto forma parte de una campaña de concienciación a la que se han sumado otras empresas como Ikea, Ecoveritas o Urbaser, además de gremios de panaderos de un total de 15 ayuntamientos y ligada a la Fundació Prevenció de Residus i Consum. Según datos de esta Fundación, el pasado año se generaron sólo en Cataluña 110.000 toneladas de residuos por las bolsas de plástico.

En Galicia, el Plan acional Integrado de Residuos 2008-2015, elaborado por el Ministerio de Medio Ambiente, pendiente de aprobación, recoge la intención del Gobierno de la supresión total de las bolsas de un solo uso para 2010. En este plan se especifica que a partir del año que viene se reducirá a la mitad el consumo de este tipo de bolsas y se prohibirán "no más tarde de 2010".

En Reino Unido obligan a los comercios a no regalar las bolsas y cobrar por ellas a los clientes. En Francia se cobran a tres céntimos y, mientras Australia e Irlanda también están adoptando medidas para frenar el consumo de bolsas y su reutilización, en China y Canadá el planteamiento es más drástico: prohibición total de distribución de bolsas de plástico en los comercios.

La prohibición de uso de las bolsas de plástico, tal y como indica AAIP, la Fundación Española de Empresarios del Plástico, podría suponer la eliminación de entre 3.000 y 5.000 puestos de trabajo. En China, 20.000 personas se quedaron sin empleo por el cierre, a principios de este año, de la mayor fábrica del país de estos productos.