Alimatic

PlasticsEurope toma medidas para luchar contra la amenaza del cambio climático


23/11/2007

Su iniciativa busca agrupar el mejor talento de la industria en Europa para estudiar el papel del plástico en las próximas décadas. La mejora en los aislamientos permitirá reducir un 35% las emisiones de CO2 de los edificios.

Los miembros de PlasticsEurope, incluyendo Dow y BASF, van a proponer a sus principales científicos e ingenieros para participar en una serie de grupos de trabajo especializados, proponiendo acciones específicas de la industria en el ámbito de protección del medio ambiente, protección del consumidor y eficiencia en los recursos.

El anuncio de esta iniciativa coincide con la publicación de un nuevo estudio llamado “El Mundo en el Año 2003”. Encargado por PlasticsEurope, muestra cómo podría ser la vida en el futuro, destacando el panorama prometedor para los plásticos. En el año 2030, este material va a ser un componente esencial en las vidas de todas las personas, incluyendo el transporte, las comunicaciones, la sanidad y el ocio. También indica que los plásticos van a ayudar a combatir el cambio climático, gracias al empleo eficiente de los recursos y a su papel en el desarrollo de energías renovables. Por ejemplo, si la mitad de los edificios estuvieran aislados utilizando plásticos de los más altos estándares, la UE podría reducir en un 35% las emisiones de CO2 en los edificios, lo que equivaldría a 340 millones de toneladas. Esto sobrepasaría los objetivos de Kyoto del UE27 para el sector y sería casi la mitad del objetivo más exigente de la UE para el año 2020.

El informe, elaborado por el renombrado escritor futurista Ray Hammond, fue presentado en un evento de alto nivel celebrado en Bruselas. Figuras clave del sector se ocuparon de las conclusiones extraídas en este estudio, junto a personas encargadas de redactar políticas, OGs, periodistas y profesores universitarios europeos.

El estudio, de un año de duración, examina las principales tendencias que van a perfilar la sociedad y la vida cotidiana durante el próximo cuarto de siglo. Algunas de las conclusiones extraídas del informe son:

Entre hoy y el año 2030, vamos a presenciar unos impresionantes avances tecnológicos. Muchos de estos avances van a ser posibles gracias al empleo de plásticos – como, por ejemplo, las innovaciones actuales en informática y en comunicaciones móviles. A medida que se produzca un acercamiento entre las personas y la tecnología, también se van a estrechar los lazos entre los plásticos avanzados y la vida de todas las personas.

Las películas protectoras y los sistemas de riego elaborados con plásticos van a permitir a los agricultores producir múltiples cultivos en una única temporada. Estas técnicas se van a utilizar en los países en desarrollo para potenciar la producción de alimentos, en un esfuerzo para alimentar a una población mundial que va a superar los 8.000 millones de personas.

Para el año 2030, 1.000 millones de personas van a tener, como mínimo, 65 años de edad. Científicos en Japón, ya están desarrollando robots elaborados con materiales plásticos avanzados que cuidarán de los ancianos (haciéndose cargo de las tareas cotidianas).

La medicina va a experimentar una auténtica revolución. El mapa de AD personal, los grandes avances en terapia genética y las investigaciones sobre células madre van a hacer que la medicina evite la aparición de enfermedades y amplíe la esperanza de vida. Con la importancia que va a tener el empleo de plásticos en sanidad, las personas podrían alcanzar más de 130 años de edad hacia el 2030.

Es probable que padezcamos fenómenos meteorológicos extremos en el año 2030. La solución a la crisis energética será el empleo de fuentes de energía limpia y natural (como el sol, el viento, los océanos y las rocas).

* Para más información:

www.plasticseurope.org

www.plasticsconverters.eu

RTH XIFRA
UNIVERSAL ROBOTS

Último número de la revista



Las noticias más leídas