El proyecto europeo ELIOT, coordinado por AIMPLAS, desarrollará métodos de reciclado para biocomposites más prometedores a gran escala.

09.09.2020 Actualmente, entre las líneas de innovación principales en las que trabaja la industria aeronáutica destaca el desarrollo de tecnologías que le permitan minimizar su impacto sobre el medio ambiente.

proyecto Eliot

En este contexto, los materiales compuestos o composites de altas prestaciones se han hecho un sitio importante en la construcción de aeronaves. Esto ha sido posible, dadas  las ventajas que permiten en la reducción de peso y, por consiguiente, en el consumo de combustible y en las emisiones de CO2 a la atmósfera, por parte de los aviones.

Además, en esta misma línea, el sector aeronáutico también está avanzando en el desarrollo de biocomposites, o composites que emplean fibras naturales como refuerzo y resinas procedentes de fuentes renovables.

A pesar de todas las ventajas que ofrecen estos compuestos de altas prestaciones, sin embargo, presentan el reto de su reciclaje. La dificultad para su reciclado estriba en su heterogeneidad y naturaleza termoestable. Además, en el caso de los biocomposites, se añaden dificultades por la novedad del material y por que, a diferencia de los composites convencionales, no contienen fibras de carbono, con un alto valor en el mercado.

Detalles del proyecto ELIOT

Así, para hacer frente al importante reto que supone la recuperación de los biocomposites, y con el objetivo de desarrollar nuevas tecnologías de reciclado a un coste eficiente para la industria aeronáutica, se ha puesto en marcha el proyecto europeo ELIOT, coordinado por el Instituto Tecnológico del Plástico, AIMPLAS.

El proyecto, con una duración de 32 meses, comenzó el pasado mes de julio. Además de AIMPLAS, en el mismo también participa el centro holandés TNO. Durante su desarrollo se van a analizar distintos métodos de reciclado, desde el mecánico, hasta el térmico, pasando por el químico y el biológico.

En la búsqueda de nuevas soluciones de reciclado para los biocomposites, alineadas con la Economía Circular, el proyecto efectuará una revisión de las actuales tecnologías de reciclado de composites. Analizará las alternativas más factibles y las adaptará a las características de los biocomposites para probarlas a escala de laboratorio. En la fase final, el proyecto prevé demostrar su viabilidad técnica a escala preindustrial.

El proyecto ELIOT  cuenta con financiación del programa europeo de investigación e innovación Horizonte 2020. En el marco de la Clean Sky Joint Technology Initiative y con número de acuerdo de financiación 886416.

*Para más información: www.aimplas.es

MundoPlast