PUBLICIDAD

Alimatic

Repsol anuncia una inversión de 50 millones de euros en sus instalaciones de Puertollano


27/09/2013

Repsol reorganizará la producción en Puertollano para aumentar la fabricación de productos de mayor valor añadido, como los Polioles y las resinas EVA; y dejará de fabricar HDPE. Los trabajadores afectados serán recolocados en el mismo complejo industrial.

Al objeto de impulsar la competitividad del negocio químico, el Comité de Dirección de Química  e Repsol presentó ayer a los trabajadores estas medidas que pretenden dar respuesta a los retos del sector,  adaptándose a la realidad del mercado y a la demanda prevista para la próxima década. Estas acciones tienen como ejes clave la globalización, la búsqueda de la eficiencia y la diferenciación de los productos.

 

Complejo petroquímico de Repsol en Puertollano (Ciudad Real).

En el Complejo Industrial de Puertollano (Ciudad Real) estas medidas supondrán una reorganización productiva con un programa de inversiones en torno a 50 millones de euros para aumentar la competitividad y eficiencia en la petroquímica.

Dentro de estas acciones se potenciará la producción de resinas EVA, un producto de alta especialización y valor añadido, con un incremento en la producción de un 7%. Puertollano es el único centro de la compañía que produce esta especialidad clave en la gama de Repsol que permite la fabricación de plásticos para invernaderos, placas solares, adhesivos y piezas de alta flexibilidad.

En la unidad de Polipropileno se van a realizar inversiones para avanzar en  eficiencia energética y diferenciación de productos, continuando con la investigación para la mejora continua de la gama. En la planta de Butadieno se van a poner en marcha inversiones para mejorar los costes de producción y la eficiencia energética. Asimismo, en las unidades de Polioles se realizarán inversiones para continuar el desarrollo de diversas gamas, se investigará en la diferenciación de nuevos productos en la planta piloto y se avanzará en medidas de eficiencia energética.

Dentro del programa de inversiones se realizará una adecuación de la capacidad de producción del cracker para el suministro  a las plantas de EVA y polietileno de baja densidad (LDPE). Asimismo se realizarán inversiones para la mejora energética reduciendo costes operativos, buscando nuevas materias primas para alimentar al cracker de una forma más competitiva. Estas actuaciones se realizarán en el horizonte de 2015, durante la parada plurianual programada del cracker.

Cese de la producción de HDPE
y compromiso con el empleo
La reorganización productiva supondrá que en 2015 en Puertollano se dejará de producir  polietileno  de alta densidad (HDPE), debido a la falta de rentabilidad de este polímero más convencional.

Dentro de su compromiso con los trabajadores y con la sociedad donde desarrolla su actividad, Repsol garantiza la continuidad de los trabajadores afectados por esta reorganización, un 2,5 % de los 1.600 trabajadores del grupo Repsol en Puertollano. Así, los cuarenta trabajadores que se verán afectados por la paralización de la producción de Polietileno  de Alta Densidad,  serán recolocados en el Complejo Industrial de Puertollano.

Entre las bases para construir este paquete de medidas que contribuyan a potenciar su negocio químico, en un entorno muy complicado para el sector, figura  la capacidad de Repsol de fabricar productos diferenciados, con  plantas flexibles orientadas a la producción de grados diferenciados, disponibilidad de tecnología propia apreciada en el mercado, amplio portafolio de productos así como un posicionamiento comercial sólido en el oeste de Europa.

Repsol apuesta por la globalización del negocio químico con iniciativas como la búsqueda de nuevos mercados, la diversificación del portfolio de productos, la focalización en productos de alto crecimiento en el mercado y el acceso a mercados emergentes.

* Para más información: www.puertollano.repsol.com

Otras noticias