PUBLICIDAD

HITEMA


Repsol: polipropileno para sustituir al metal


28/07/2023

Repsol ha homologado un innovador compuesto de polipropileno que sustituye al metal y a otros polímeros más pesados en aplicaciones técnicas.

En colaboración con Quimidroga, Repsol ha homologado por primera vez un compuesto de polipropileno para sustituir al metal en aplicaciones para el tratamiento de agua. Ello incluye aguas industriales, aguas residuales urbanas, sistemas de flotación en desalación y aguas potables.

El nuevo compuesto de Repsol ha sido escogido por la empresa Ecotec, especialista en soluciones de filtración, para sus productos con módulos lamelares.

Sobre el nuevo compuesto de polipropileno de Repsol

El nuevo compuesto de polipropileno desarrollado por Repsol está reforzado con cargas minerales y ha sido optimizado para sustituir a los metales u otros polímeros más pesados en una aplicación de alto valor añadido. Se trata de los módulos lamelares de grandes dimensiones, de hasta 15 m de diámetro, que se usan para la extracción de agua y lixiviados en minería, y en las instalaciones de tratamiento de aguas potables.

El nuevo desarrollo parte de la experiencia en compuestos de polipropileno de Quimidroga, distribuidor de Repsol, y de su cercanía al mercado. En este sentido, el nuevo compuesto responde a una necesidad concreta de los clientes finales de este sector.

Ventajas

La sustitución en la fabricación de las lamelas de metales u otros polímeros de mayor densidad por polipropileno ofrece numerosas ventajas. Entre ellas destacan el aligeramiento de peso, el ahorro de soldaduras in situ o su inocuidad para la salud. Esto último lo hace válido también para instalaciones de tratamiento de aguas potables.

Igualmente, el montaje de los módulos fabricados con el nuevo compuesto de polipropileno de Repsol en las plantas de tratamiento de agua se vuelve un proceso sencillo que no requiere personal especializado. Esto se traduce en menores costes de instalación. Además, se pueden entregar los perfiles sueltos, en lugar de los módulos ya montados, lo que supone también un ahorro de transporte y, por consiguiente, menores emisiones de CO2.

Igualmente, el material de Repsol ofrece una mayor flexibilidad a los clientes ya que posibilita cambios de geometría fácilmente. De esta manera, se pueden evitar ángulos cerrados que suelen acumular sólidos, o zonas inoperativas en las instalaciones.

Por otro lado, las lamelas plásticas fabricadas con el compuesto de politpopileno de Repsol presentan una alta resistencia mecánica, y son reciclables, en línea con el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 12 de la ONU.

Nuevas oportunidades

Repsol reafirma con este desarrollo su apuesta por ofrecer nuevas soluciones que contribuyan a la competitividad de sus clientes, potenciando su cartera de productos al ampliar el uso de las poliolefinas en piezas de altas prestaciones, como los módulos lamelares, y que hasta ahora sólo se habían fabricado con otro tipo de materiales más pesados.

Las poliolefinas, por su versatilidad y amplia oferta de características físicas y mecánicas, son cada vez más utilizadas en aplicaciones donde el aligeramiento de peso es clave. En este sentido, el empleo de las poliolefins para fabricar piezas con altos requerimientos técnicos y funcionales supone una innovación en materiales que ofrece nuevas oportunidades para otras piezas técnicas de numerosos sectores.

*Para más información: www.repsol.com

MundoPlast

28.07.2023

Otras noticias