Alimatic

Sariki pone en valor la tomografía 3D para automoción


25/09/2020

La tomografía computerizada mejora las capacidades de los profesionales que trabajan directa o indirectamente dentro de la industria automotriz.

La potente industria de la automoción es una de las más avanzadas desde el punto de vista tecnológico. Claro ejemplo de ello es su alto grado de automatización. Así, sus líneas de producción robotizadas resultan precisas, rápidas y eficientes.

Y es que cualquier defecto en un vehículo, por pequeño que sea, puede tener consecuencias desastrosas.

Por eso, es necesario que cada proveedor de esta industria, y no olvidemos la enorme variedad de componentes y materiales empleados hoy día en la fabricación de coches, cuente con una garantía de calidad demostrada para poder trabajar en este mercado.

En este sentido, son numerosas las tecnologías empleadas por la industria automotriz para validar los procesos de fabricación, mejorar el montaje, garantizar la fiabilidad y medir las desviaciones. Cada una presenta sus ventajas y limitaciones.

Tomografía computerizada

De entre dichas tecnologías, Sariki destaca el uso de la tomografía computerizada (rayos X industrial). Se trata de una técnica de pruebas no destructivas (NDT). Permite a expertos en metrología industrial, responsables de calidad o investigadores relacionados con la industria automotriz mejorar sus capacidades.

Gracias a los rayos X, la tomografía computerizada permite mirar el interior de las piezas sin destruirlas, abrirlas o incluso tocarlas. De esta manera hoy en día es posible obtener resultados precisos con pocos segundos de escaneado.

Al poder penetrar diversos materiales, la tomografía computerizada por rayos X se pueden utilizar para metrología. Para medir porosidades y análisis de inclusiones, ingeniería inversa, verificación de montaje y muchas otras aplicaciones relacionadas con el proceso de calidad en el sector automoción.

Detectar fallos en el interior de piezas

En este sentido, los sistemas de RX Solutions, comercializados por Sariki, son fáciles de usar, asequibles y se pueden integrar para una inspección automática en la fábrica.

Con los datos digitales, las desviaciones del proceso de fabricación se pueden predecir vinculando los resultados de la tomografía al software de análisis de datos totalmente automatizado. De esta manera se logra la corrección directa del mecanizado y la producción sin defectos.

Así, por ejemplo, en el caso de piezas de fundición o pequeños conectores inyectados en plástico, la durabilidad y fiabilidad van ligadas a minipartículas o vacíos que podrían producirse en el interior del material durante el proceso de fabricación. Gracias al algoritmo avanzado, la tomografía 3D puede proporcionar informes indicando los defectos más importantes detectados y sus ubicaciones.

Incluso es posible calcular la relación de volumen entre vacíos y material en algunos casos. Esto puede ser muy útil tanto para la investigación y el desarrollo como para los equipos de calidad.

*Para más información: www.sariki.es

MundoPlast

RTH XIFRA
UNIVERSAL ROBOTS

Último número de la revista



Las noticias más leídas