PUBLICIDAD

HITEMA
×

uevo envase 100% biodegradable para queso en lonchas


08/01/2015

En el marco del proyecto Adcellpack, ITEE y un consorcio de empresas han desarrollado un nuevo envase biodegradable basado en celulosa y una mezcla polimérica de PLA para el sector de la alimentación.

El Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística (ITEE) ha desarrollado un nuevo envase para alimentación basado en celulosa con recubrimientos biodegradables, fácilmente termoformable, y que incorpora también una tapa con una mezcla polimérica de PLA que tiene las mismas propiedades.

Proyecto Adcellpack.

De esta manera, se ha buscado crear una alternativa al uso de materiales de envases convencionales no renovables derivados del petróleo, mediante el desarrollo de estructuras basadas en materiales celulósicos (papel), para su uso en aplicaciones de envasado en atmósfera modificada (MAP).

Se trata del proyecto Adcellpack, que ha coordinado ITEE y en el que han participado las empresas Distribuciones Juan Luna, Centros Comerciales Carrefour, Papelera de Brandia, Elastopoli Oy, Skymark y el centro de investigación VTT de Finlandia. El proyecto, que ya ha finalizado, ha contado con financiación del VII Programa Marco de la Unión Europea. Actualmente se está evaluando su desarrollo industrial por parte de los miembros del proyecto.

Gracias a esta iniciativa, empleando papel como sustrato, se ha integrado un recubrimiento biodegradable, desarrollando asimismo una tapa con las mismas propiedades sostenibles para ofrecer un producto hermético.

El proyecto ha conseguido desarrollar un envase biodegradable, capaz de mantener la frescura del producto alimentario que contiene y garantizar la seguridad alimentaria.

El nuevo material diseñado para la elaboración de envases es adecuado para el uso de la técnica del envasado por atmósfera modificada, que permite la conservación de los alimentos y aumentar, así, su vida útil. Gracias a esta tecnología de envasado, el aire atmosférico del interior del envase es sustituido por una mezcla de gases optimizada para asegurar la conservación del producto.

Gracias a los nuevos materiales diseñados a partir de fuentes renovables, como la celulosa, se puede reducir el impacto medioambiental, por lo que se presentan como una gran alternativa para este sistema de elaboración de envases.

El nuevo envase ha sido diseñado en concreto para envasar queso en lonchas, pero como se ha indicado anteriormente, es susceptible de aplicarse en diferentes productos alimentarios que en la actualidad utilizan el envasado MAP.

*Para más información: www.itene.com

Otras noticias