Un nuevo antimicrobiano para la protección permanente de los plásticos


07/04/2008

Biosafe convierte los compuestos en antimicrobianos, es más rentable, más rápido que los aditivos a base de plata y evita decoloración y opacidad.

Biosafe, el nuevo antimicrobiano, protege a los plásticos de las manchas y la degradación causadas por bacterias, moho y hongos, y no pone en riesgo la seguridad del producto final por salir del plástico o retirarse por fricción de la superficie, de acuerdo con la compañía. El aditivo Biosafe no pone en riesgo las propiedades ópticas cuando se usa con resinas de alta claridad.

La carga típica que se requiere para tratar eficazmente una cantidad dada de plástico está entre 0,2 y 0,5% (el porcentaje que representa el antimicrobiano solo, no la concentración básica). Esto se traduce en un costo de aditivo que es al menos 33% menos que el de los antimicrobianos convencionales de uso generalizado basados en la química del ión de plata, que normalmente se incorporan a niveles de 1%.

Biosafe tarda entre una y cuatro horas en lograr reducciones efectivas de microbios en las superficies plásticas, frente a las 24 de los antimicrobianos estándar.

El producto Biosafe básico para usar en plásticos es el HM 4100 Antimicrobial, suministrado como polvo cristalino sólido. También se dispone de rellenos, como microesferas de vidrio huecas o macizas, sílice molida o tierra de diatomeas, que se hayan convertido en antimicrobianos mediante un tratamiento de superficie de Biosafe.

Los productos Biosafe no contienen compuestos orgánicos volátiles, metales pesados, arsénico ni fenoles policlorados. Las pruebas de toxicidad han demostrado que no causan irritación ni sensibilización al contacto con la piel. La química de BIOSAFE está considerada por la FDA (Administración de Alimentos y Fármacos de EE. UU.) como un modificador para los dispositivos médicos y ha recibido la aprobación de etiqueta de la EPA (Agencia de Protección Ambiental de EE. UU.).

Posibles aplicaciones
Las aplicaciones de Biosafe pasan por dispositivos médicos y superficies en ambientes de atención médica, productos para construcción e interfaces electrónica/persona como teclados, cajeros automáticos y quioscos de aeropuertos presentan problemas de contaminación especiales.

RTP, de Winona, Minnesota, EE UU, suministrará el antibiótico en forma de concentración básica a todo el mundo.

* Para más información: www.rtpcompany.com

Otras noticias