PUBLICIDAD

BIO-FED

Adiós al hielo en las alas de los aviones gracias al plástico


03/01/2011

El Instituto Tecnológico del Plástico, (AIMPLAS) estudia el desarrollo de un nuevo material de recubrimiento antiadherente para aviones, destinado a evitar que el hielo y la nieve se adhieran a la superficie, permitiendo mejorar la seguridad y abaratar costes a las compañías aéreas.

El investigador principal del proyecto, Amador García, galardonado con uno de los Premios Plástico+Innovación 2010 por esta iniciativa, explica que la aparición de hielo en los aviones es un gran problema, ya que afecta a la seguridad de los viajeros y provoca retrasos en los vuelos, con considerables pérdidas económicas. Por ello, en AIMPLAS nos planteamos desarrollar materiales antiadherentes altamente resistentes a la abrasión, que al no dejar que la nieve y el hielo queden adheridos a la superficie de los aviones, permitirían prescindir también de los sistemas antihielo, aligerando el peso del avión.

 

Ala de avión.

La formación de hielo en los aviones provoca cambios en sus características aerodinámicas como aumento de la resistencia, disminución del coeficiente de sustentación máxima y reducción de la potencia o empuje disponible. Todo ello puede causar aumento de la vibración del avión, lo que incrementa el riesgo de accidente por la menor sustentación del avión.

Tal es la magnitud de este fenómeno que se destinan numerosos esfuerzos e investigaciones a soluciones como la creación de sistemas de recirculación de aire caliente en los bordes de las alas y del estabilizador de cola o la instalación de sistemas neumáticos que provocan la rotura del material y permite mantener el hielo en una cantidad mínima.

Es cierto que estas técnicas solucionan el problema, pero tienen efectos indirectos no deseados como el aumento considerable del peso del avión, lo que provoca un aumento del consumo de combustible y un mayor coste por vuelo, además de la consiguiente emisión de CO2 a la atmósfera. El nuevo material que estamos desarrollando, al ser ligero, evita todos estos problemas, asegura García.

El proyecto, actualmente, está en fase de desarrollo en los laboratorios de AIMPLAS.

Hasta el próximo 15 de febrero es posible presentar propuestas a la edición 2011 de los Premios Plásticos+Innovación. En esta edición se incorpora una nueva modalidad para Diseño Industrial, que junto con las ya existentes (Empresa e Individual) está dotado con 6.000 euros en metálico.

* Para más información: www.aimplas.es

Otras noticias