BASF inauguró la semana pasada en sus instalaciones de Caojing, en Shanghai, una nueva planta para la producción mundial de antioxidantes para el mercado de aditivos plásticos, que tendrá una capacidad anual de 42.000 toneladas.

29.01.2019 Con una capacidad anual de 42.000 toneladas, la planta producirá antioxidantes, formas asociadas y mezclas para el mercado de aditivos plásticos. Las unidades para la mezcla de polvo, los antioxidantes líquidos y la formación están ya en funcionamiento, como parte de la primera fase de la planta.

basf, planta de antioxidantes, shanghai, china, mercado de antioxidantes, antioxidantes para plásticos, inauguración

Con esta inversión, fortalecemos nuestra posición como el proveedor líder mundial de antioxidantes, ha asegurado el Dr. Markus Kamieth, miembro de la Junta Directiva de BASF SE.

El directivo reconoce que Asia es el mayor mercado de antioxidantes del mundo y China representa casi el 65% del mercado asiático, por lo que esperamos que el mercado muestre tasas de crecimiento atractivas a medio y largo plazo.

BASF quiere ser el proveedor líder de productos químicos para nuestros clientes, ha añadido el Dr. Stephan Kothrade, responsable de los negocios de la multinacional en Asia Pacífico y China; quien asegura que al invertir en plantas de producción avanzadas en China, deseamos anticiparnos y satisfacer aún mejor las necesidades de nuestros clientes.

En este sentido, -continúa el directivo- combinaremos nuestra experiencia única en la industria química con las competencias de nuestros clientes, y desarrollaremos conjuntamente soluciones que sean rentables y responsables.

Ubicada en el Parque de la Industria Química de Shanghai, la nueva planta se beneficiará de su proximidad al centro regional de investigación y desarrollo de BASF en Shanghai, un centro que brinda soporte técnico a los productores de polímeros en toda la región.

Sobre los antioxidantes

Los antioxidantes ayudan a prevenir las reacciones de oxidación térmica cuando los plásticos se procesan a altas temperaturas. La oxidación puede causar la pérdida de resistencia al impacto, elongación, grietas en la superficie y decoloración del material.

Casi todos los materiales poliméricos experimentan reacciones de degradación oxidativa en una o todas las etapas de fabricación, procesamiento y uso final.

BASF opera una red de producción global y es el único proveedor de aditivos plásticos con sitios de producción en Asia, Europa, América del Norte y Medio Oriente.

*Para más información: www.basf.com