PUBLICIDAD

BIO-FED

Bayer aumenta su participación en el proyecto Solar Impulse


10/10/2012

Bayer MaterialScience está ampliando su contribución al proyecto Solar Impulse, una iniciativa que tiene el objetivo de dar la vuelta al mundo en 2015 con un avión que utiliza la energía solar como único propulsor.

Bayer MaterialScience, como especialista en materiales de altas prestaciones, es autora del diseño y revestimiento de la cabina de mando del segundo modelo de la aeronave. Otra contribución importante consistirá en la incorporación de un excelente aislante térmico con un material ultraligero.

 

Solar Impulse.

Solar Impulse y Bayer MaterialScience anunciaron en una conferencia de prensa conjunta en Payerne, Suiza, que el nuevo modelo de avión solar estará terminado a finales del 2013 y realizará varios vuelos de prueba el próximo año.


Según declaraciones de Patrick Thomas, presidente de Bayer MaterialScience, Queremos aumentar nuestra participación para ser no solo proveedores de materiales sino también líderes de sistemas para la cabina de mando. En el futuro, la cruz de Bayer se incorporará a la aeronave como símbolo visible de nuestro compromiso con el proyecto.


La huella de Bayer
Bayer MaterialScience contribuye, con diversos productos y soluciones, a que el nuevo modelo de aeronave sea ligero a la par que resistente. La cúpula de la cabina de mando, por ejemplo, incorporará un material plástico reforzado con fibra de carbono. 


Además, se utilizará una nueva espuma de poliuretano denominada Baytherm Microcell, un innovador aislante que se está desarrollando en colaboración con la compañía química Solvay para su uso en el nuevo modelo de avión. Este material tiene unas propiedades aislantes significativamente mayores que el estándar actual debido a que los investigadores de Bayer fueron capaces de reducir los poros de la espuma un 40% más. Conseguir un aislamiento altamente eficaz es particularmente importante en el caso de la aeronave, que debe soportar condiciones atmosféricas extremas con temperaturas que pueden oscilar entre menos 50 grados durante la noche y más de 50 grados durante el día.

Otra de las novedades es el uso de nanotubos de carbono Baytubes, más ligeros, que permitan un mayor ahorro tanto en uso de materiales como en peso, logrando así reducir el consumo energético. El modelo actual, que tiene la envergadura de un Airbus y pesa tanto como un coche de tamaño medio, cuenta con 12.000 celdas solares en las alas.


El CEO de Solar Impulse, André Borschberg, declaró que los trabajos del avión ya están muy avanzados y confirmó que ya se ha completado el 80% de la fase de diseño y el 50% de la fase de construcción. 

El primer vuelo alrededor del mundo de un avión tripulado sin combustible está programado para principios del 2015 y tendrá una duración aproximada de 20 días.

* Para más información: www.bayer.es

Otras noticias