Maag

Beko lanza el Oil Control


14/11/2007

Se trata de un nuevo sistema de vigilancia de la presencia de hidrocarburos en el aire comprimido.

Este sistema posibilita monitorizar la calidad del aire comprimido de forma permanente, con la medición on-line del contenido residual de aceite.

Exiten multitud de aplicaciones en las que es primordial mantener controlada la presencia de hidrocarburos en el aire comprimido utilizado para la fabricación y/o el envasado: alimentación, bebidas, productos farmacéuticos, procesos químicos componentes electrónicos, pintura por aerosol…

En este tipo de aplicaciones en las que la pureza es esencial, la presencia de aceites en el aire comprimido, incluso en cantidades ínfimas, puede echar a perder partidas enteras, dar lugar a devoluciones, sin contar el tiempo de producción perdido y el que se tiene que dedicar posteriormente a limpiar la instalación.

La presencia de aceite en el aire comprimido puede deberse por ejemplo a un filtro en mal estado, o a una entrada de aire contaminado por hidrocarburos en el compresor.

El Oil Control permite una monitorización constante del contenido de aceite en el caudal de aire, tanto de forma centralizada como puntual. Este sistema de control detecta hasta 0.001 mg/m3 y resulta por tanto adecuado para la industria alimentaria, médica, farmacéutica y otras aplicaciones críticas.

Gracias a la alta sensibilidad del sensor ahora es posible garantizar el reconocimiento instantáneo de cualquier  aumento del contenido en aceite en el aire comprimido.

Además de prevenir posibles daños en las máquinas y en la producción, con el Oil Control podemos garantizar la calidad del aire comprimido sin necesidad de tomar muestras ni de realizar costosas pruebas de laboratorio. Por otro lado, el precio de este sistema de vigilancia es notablemente menor que los costes derivados de un paro o mermas en la producción.

* Para más información: www.beko.de/es