La compra de una impresora 3D Fortus 450mc de Stratasys ha permitido a la firma lusa Celoplás  superar las limitaciones de los métodos tradicionales de fabricación de herramientas.

21.10.2019 Celoplás se dedica al desarrollo y fabricación de componentes técnicos y de precisión utilizando técnicas de moldeo y micromoldeo por inyección.

Ana Cortez, Celoplás.

Ana Cortez, responsable de I+D+i, Celoplás (izquierda) y Domingos Pereira, ingeniero de I+D+i, Celoplás (derecha) con la impresora 3D Stratasys Fortus 450mc.

Entre los sectores de aplicación a los que presta servicio figuran el médico, el de componentes eléctricos y electrónicos, el de óptica, el de automoción y el de construcción.

Para mejorar la capacidad de respuesta a los clientes, el equipo de I+D de Celoplás busca constantemente formas de mejorar su capacidad de producción con nuevas tecnologías y procesos.

Al analizar sus procesos de fabricación de herramientas para la línea de producción, Celoplás identificó limitaciones de los métodos tradicionales de fabricación que había que solucionar.

Concretamente, en la producción de herramientas complejas, se veian obligados a trabajar con geometrías rectas. Asimismo el peso de algunas de las herramientas de aluminio que fabricaban suponía un riesgo en la maquinaría en la que se utilizan.

Impresora 3d Fortus 450mc de Stratasys

Después de analizar varias soluciones industriales para la cadena de producción, Celoplás adquirió una impresora 3D Fortus 450mc con tecnología FDM, a través del distribuidor local de Stratasys, CODI.

Actualmente, el sistema de Stratasys se utiliza a gran escala para una serie de aplicaciones de fabricación de herramientas, que incluyen fijaciones impresas en 3D para validación de la calidad en la planta de fabricación, así como guías para medir dimensiones en piezas moldeadas por inyección.

garra de Celoplás impresa 3D

Sin embargo, donde se han obtenido algunas de las mayores eficacias de fabricación ha sido en las herramientas de extremo de brazo de robots que retiran las piezas del molde.

Tradicionalmente, estas herramientas se fabrican mediante fresado en aluminio y acetal. Se trata de un proceso que requiere mucho tiempo y el diseño de las herramientas tiene limitaciones.

Sin limitaciones y piezas más ligeras

Como explica Ana Cortez, responsable de I+D+i de Celoplás, desde que utilizamos la Fortus 450mc, ya no estamos limitados por las restricciones de los métodos de producción tradicionales a la hora de fabricar las herramientas de manejo para los brazos de robot.

Por ejemplo, sigue diciendo Cortez, las geometrías complejas como los canales de aire internos y las trayectorias curvas no se podían realizar con el mecanizado por CNC. Ahora podemos optimizar el diseño de la herramienta con detalles minuciosos y complejos porque sabemos que la Fortus 450mc fabricará rápidamente una herramienta compleja con alta precisión y repetibilidad. De hecho, con la impresora 3D podemos fundir piezas en una sola impresión para obtener geometrías más orgánicas.

Además de solucionar el problema de la geometría, la sustitución de la herramienta de aluminio por una equivalente más ligera en termoplástico ha proporcionado ventajas adicionales.

La herramienta de manejo impresa en 3D pesa un 40% menos que la herramienta metálica que utilizábamos antes. Esto rebaja considerablemente la tensión sobre los brazos de robot, algo muy importante porque no solo aumenta la velocidad de su movimiento y su productividad, sino que también reduce el índice de degradación del robot gracias al menor peso de la herramienta, continúa Cortez.

Además, podemos producir las herramientas más rápidamente, en un 40% menos de tiempo que con los métodos convencionales, y con un coste mucho menor – concluye.

Ahorro y flexibilidad

La empresa subcontrataba gran parte de su producción de herramientas por lo que la integración de la tecnología FDM en los flujos internos ha tenido un efecto mucho mayor en la capacidad global de producción de Celoplás.

Gracias a la posibilidad de imprimir en 3D herramientas de producción personalizadas a petición, la empresa depende mucho menos de los proveedores y satisface mejor los requisitos de fabricación.

Como apunta la responsable de I+D de la empresa, ahora pueden rediseñar e imprimir en 3D una herramienta personalizada en cuestión de horas y con un coste mucho menor, e implementarla en la línea de producción de manera inmediata. Esto ha tenido un considerable efecto positivo en sus plazos de fabricación y les ha permitido cumplir mejor los plazos de entrega de sus clientes.

*Para más información: www.stratasys.com / https://celoplas.pt

MundoPlast