Las ventas del Grupo Covestro bajaron un 15% en 2019, en línea con lo esperado por la compañía.

21.02.2020 En un comunicado, Covestro asegura haber cumplido sus objetivos para 2019, un ejercicio marcado por un entorno de mercado complejo. Así, los volúmenes básicos de la compañía aumentaron un 2% con respecto a las cifras del año anterior. A pesar de ello, las ventas del grupo bajaron un 15,1%, hasta alcanzar los 12.400 millones de euros.

covestro, especialidades químicas, apuesta por españa, inversiones, planta de cloro de tarragona, planta de especialidades de barcelona, sostenibilidad, isocianatos, mercado MDI, crecimiento, markus steilemann

Covestro explica el descenso por los precios de venta más bajos, debidos a una mayor presión competitiva en todos los segmentos. En consecuencia, el EBITDA disminuyó, según lo previsto, un 49,9%, hasta los 1.600 millones de euros.

Por su parte, el resultado neto se situó en 552 millones (-69,7%), mientras que el flujo de efectivo libre operativo (FOCF) llegó a 473 millones de euros (-71,7%). Con todo, Covestro prevé repartir un dividendo de 2,40 euros por acción, igual que el año anterior.

Poliuretanos

Los volúmenes básicos en el segmento de poliuretanos aumentaron un 2,3% respecto al año pasado. La tendencia positiva de la demanda en los sectores de la fabricación de muebles y construcción, electricidad, electrónica y electrodomésticos, compensó con creces la menor demanda, sobre todo de la industria automovilística.

Las ventas del grupo descendieron un 21,5% hasta los 5.779 millones de euros, principalmente como consecuencia de la tendencia negativa de los precios medios de venta por la intensificación de la competencia.

El bajo nivel de los precios redujo profundamente los márgenes a pesar de la bajada de los precios en las materias primas. En consecuencia, el EBITDA cayó un 63,2% hasta los 648 millones de euros.

Policarbonatos

Por su parte, los volúmenes básicos en el segmento de policarbonatos aumentaron un 2,7% respecto al año pasado, debido principalmente a una mayor demanda en las industrias de electricidad, electrónica y electrodomésticos, así como en el sector de la construcción.

Las ventas cayeron un 14,3% hasta los 3.473 millones y el EBITDA un 48,3% hasta los 536 millones de euros. Las caídas se atribuyeron igualmente a la disminución interanual de los niveles de precios de venta debido al aumento de la presión competitiva.

Además, la venta del negocio de láminas de EE.UU. el tercer trimestre de 2018 también afectó a las ventas del año fiscal 2019, con un efecto negativo del 2,2%.

Recubrimientos, adhesivos y especialidades

En cuanto a los volúmenes básicos de recubrimientos, adhesivos y especialidades (CAS) se mantuvieron estables en relación al año anterior que fue de 2.361 millones de euros.

El EBITDA creció un 1,1% hasta los 469 millones de euros. La disminución de los márgenes, debido a la reducción de los precios de venta, y los menores volúmenes ha tenido un efecto negativo en los resultados, mientras que las fluctuaciones de los tipos de cambio y efecto en la cartera producido por la adquisición gradual de las acciones de DIC Covestro Polymer Ltd., con sede en Japón, hicieron que los resultados aumentaran.

Covestro 2019

Buen futuro para los plásticos

Como explica Dr. Markus Steilemann, CEO de Covestro, (en la primera imagen) a pesar de que 2019 ha estado marcado por una serie de incertidumbres geopolíticas y macroeconómicas, la demanda de sus materiales sigue intacta. Según el directivo, esto confirma la visión de la multinacional de que los plásticos serán más valiosos que nunca en el futuro.

Steilemann apunta que 2020 continuará siendo un año difícil para Covestro. Sin embargo, siguen creyendo que la demanda a largo plazo de plásticos de altas prestaciones hará posible un desarrollo más sostenible en una amplia variedad de tecnologías clave. Ello explica que Covestro esté orientando su negocio sistemáticamente hacia la economía circular.

En el ejercicio 2019, Covestro lanzó un programa estratégico global para incorporar la economía circular en todas sus divisiones. En particular, la empresa se propone utilizar materias primas alternativas, desarrollar métodos de reciclaje innovadores, así como establecer amplias alianzas y nuevos modelos de negocio.

Sólida base financiera

Los resultados de 2019, si bien no han sido como en años anteriores, eran los que esperaba la compañía. En este sentido, el director financiero de Covestro, Dr. Thomas Toepfer, asegura que la multinacional alemana dispone de una sólida base financiera, aun cuando el resultado operativo del ejercicio económico de 2019 fuera, como se esperaba, inferior a los niveles récord de años anteriores debido a la continua presión sobre los precios. Aún así, y a pesar del entorno, hemos podido alcanzar nuestros objetivos. 

Según Toepfer, en el actual clima de mercado solo tendremos éxito si creamos una organización más eficiente, priorizamos proyectos y revisamos  inversiones, para así preservar la flexibilidad financiera que necesitamos.

Mayor eficiencia

Dado que las previsiones para 2020 seguirán siendo difíciles, Covestro ha acelerado aún más la implantación del programa plurianual para aumentar la eficiencia y la eficacia que lanzó en octubre de 2018. Esto permitió a Covestro reducir costes en torno a los 150 millones de euros durante el pasado año fiscal.

Para 2020, la empresa se propone lograr un ahorro de 250 millones de euros que se verá representado en el resultado del ejercicio, y espera que el ahorro acumulado alcance la cifra de unos 350 millones de euros anuales para finales de 2021.

Además, se han adoptado varias medidas a corto plazo, como una gestión más eficaz de los costes y una revisión de todas las inversiones existentes y previstas. Aparte de la mejora continua en el área comercial de la empresa, en 2020 la atención se seguirá centrando en el aumento de la eficiencia.

*Para más información: www.covestro.com

MundoPlast