PUBLICIDAD

BIO-FED

El Centro Español de Plásticos enciende la luz de la innovación


15/06/2012

Ayer se celebró en la sede barcelonesa del Centro Español de Plásticos (CEP) un desayuno informativo en el que el empresario y fundador de la entidad, Miguel Fiol, ofreció una sesión titulada La Innovación como el arte de superar las crisis.

Ante un grupo de empresarios del sector, Miguel Fiol diferenció la innovación de la mejora continua de las empresas y dijo que cualquier proceso innovador ha de tener en cuenta necesariamente las necesidades de los clientes. Fiol fue incluso más allá y apuntó la idea de plantearse soluciones para los clientes de nuestros clientes.

El mercado no existe– apuntó. Existen las empresas, los clientes con nombre y apellidos, que son a los que hay que preguntarles por sus necesidades.

Jornada sobre Innovación del CEP.

Un momento del acto, con Fiol, al fondo a la izquierda, junto a Director de CEP, Ángel Lozano.

Mentalidad abierta
Fiol mencionó el método Medici, utilizado por Da Vinci en su época, consistente en el intercambio de impresiones con representantes de diversos oficios, y abogó por las relaciones multidisciplinares como fuente de inspiración de la innovación. Hace falta imaginación, con mentalidad abierta para despertar la intuición y las capacidades, y esto se logra mediante el contacto multidisciplinar, vino a decir.

El empresario y fundador del CEP explicó también que todas las crisis lo son de producto y que si logramos variar el producto en función de las necesidades del cliente, estaremos innovando. Es preferible un buen producto a un buen vendedor, sentenció.

Fiol dijo también que la innovación no consiste en bajar los precios, y agregó que la producción barata en países como China, tiene los días contados.

Miguel Fiol apeló también a la implicación emocional de nuestros interlocutores, tanto internos (el personal de la empresa) como externos, clientes y proveedores, asegurando que la mejor forma de generar confianza en la gente es dando ejemplo y con hechos antes que con palabras.

Un camino
La innovación, expuso el conferenciante, no es un objetivo, sino un camino que se recorre con perseverancia y pasito a paso (un gramo desequilibra igual la balanza que una tonelada, recalcó).

Los últimos consejos de Fiol fueron que para innovar hace falta observar, escuchar, aprender, y ser muy flexibles, como los niños, que actúan sin ideas preconcebidas y, sobre todo, no pensar en un futuro etéreo, sino en el futuro derivado de las decisiones presentes.

Tras la intervención del ponente, varios de los asistentes expusieron casos prácticos de sus empresas y pusieron en común sus inquietudes al respecto.

* Para más información: www.cep-inform.es

 

Otras noticias