Emsur ha desarrollado una bolsa específica compostable con una estructura tríplex de alto rendimiento que utiliza adhesivo y tintas especiales, también compostables.

05.02.2020 Para satisfacer las necesidades de los clientes que buscan una bolsa de dos o tres capas con barrera, de origen sostenible y características compostables, Emsur Valencia Saymopack ha desarrollado una nueva solución de embalaje flexible que aúna frescura y mantenimiento de propiedades para los alimentos, a la vez que respeta el medio ambiente.

bolsa compostable barrera de Emsur

La estructura de este laminado, especialmente diseñado para el mercado del café, se puede aplicar a diferentes categorías de alto valor añadido como la alimentación seca, snacks y bollería o alimentación de mascotas.

Su desarrollo es aplicable tanto a impresión en huecograbado como flexografía y es transferible a otras plantas del grupo a nivel mundial.

Todos los materiales utilizados para la producción de este producto cuentan con el certificado de compostabilidad según la norma UNE-EN 13432.

De esta manera, Emsur ha desarrollado una bolsa específica compostable con una estructura tríplex de alto rendimiento que utiliza adhesivo y tintas especiales, también compostables.

Más detalles del nuevo envase

El envase puede ser transparente o impreso a color, y ofrecer diversos efectos visuales y sensoriales para la diferenciación del producto, brillo, mate o incluso opaco.

Innotech, el centro de innovación tecnológica inaugurado en 2019, ofrece la posibilidad de investigar otras aplicaciones y/o estructuras similares tanto de rígido como de flexible.

Sus principales beneficios, además de la sostenibilidad que aporta, es que goza de excelentes propiedades barrera con respecto a otros plásticos compostables.

El producto ya se ha utilizado en una bolsa de café para cápsulas rígidas compostables, donde la tapa de la cápsula también puede ser compostable. En este sentido, combinado con la cápsula compostable de Coexpan, división de Packaging Rígido del Grupo Lantero, el conjunto forma una solución completamente sostenible con el medio ambiente.

Este desarrollo también puede ser utilizado como solución de envase y alternativa compostable a productos alimentarios que requieran un posicionamiento BIO, natural u orgánico.

Tendencia de mercado

Según Mintel, en Alemania, un 46% de los consumidores creen que el packaging biodegradable o compostable es mejor para el medio ambiente. Por su parte, el 38% de los británicos considera aceptable pagar un precio más alto por aquellos productos que usan un packaging más sostenible, si así contribuye al bienestar del planeta.

En este sentido, gracias al equipo de innovación de la compañía, Emsur continúa desarrollando soluciones que responden a los objetivos de la estrategia de los plásticos de la Comisión Europea y de sus clientes, para alcanzar un futuro más sostenible en la industria de la alimentación.

*Para más información: www.emsur.com

MundoPlast