PUBLICIDAD

BIO-FED
×

battenfeld-cincinnati satisface las necesidades de Emtelle Danmark


15/03/2017

La línea para extrusión de tubos con sistema FDC del fabricante austriaco aporta la máxima flexibilidad en diámetros y espesores de pared.

 

La firma danesa Emtelle confía en battenfeld-cincinnati.Emtelle produce redes de tubos para comunicaciones para todo el mundo, así como micro y minicables  que pueden ser soplados, combinando además bajo un solo techo las principales competencias del desarrollo y fabricación de tubos de plástico con la producción de cables de fibra de vidrio que pueden ser soplados.

Emtelle amplía constantemente su gama de productos, por ejemplo en su planta danesa de Sønder Felding, donde hoy en día también se fabrican tubos de presión para la conducción de agua. Con el fin de poder responder a todos los pedidos de sus clientes a tiempo y sin acumular grandes cantidades en un almacén, este fabricante de tubos decidió comprar una línea completa para tubos con sistema FDC de battenfeld-cincinnati, que sustituyó a otra línea ya existente que era menos flexible hace ahora casi un año.

La principal ventaja de la nueva línea es su enorme flexibilidad, afirma Kenn E. Byllemos con satisfacción cuando habla de la línea instalada. Se trata de una línea de coextrusión para tubo de 4 capas, que incluye cuatro extrusoras y una coextrusora para las tiras de color, que incorpora también dos casquillos de calibrado FDC y un equipamiento FDC completo para tratamientos secundarios. Con esta sola línea se pueden producir tubos de 200 a 800 mm, algo único en el mercado. El casquillo calibrador automático más pequeño cubre el rango de diámetros de 200 a 355 mm, y el otro, los diámetros de 400 a 630 mm. Los tubos de 710 a 800 mm se pueden realizar con casquillos calibradores estándar.

Al contrario que los productos de nuestra competencia, nuestros casquillos de calibrado se componen de una chapa cilíndrica bobinada, que tiene una forma muy similar a la de un calibrador convencional. Permite el cambio del tamaño del tubo durante la producción de forma totalmente automática. Con nuestros casquillos de calibrado se pueden fabricar tamaños estándar y especiales, y no solo en lo relativo al diámetro exterior, sino también en lo que se refiere a los espesores de las paredes, que, por ejemplo, pueden variar entre 6,3 y 57,2 mm, explica Brigitte Diekhaus, Responsable de Proyectos en battenfeld-cincinnati.

El cambio de tamaño totalmente automático era para nosotros muy importante, porque cada vez tenemos más clientes que nos piden tamaños especiales, como por ejemplo tubos encamisados. Estos deben combinar un espesor de pared muy pequeño con un diámetro exterior relativamente grande, añade Byllemos. Para el cambio a otro tamaño de tubo necesitamos en la práctica un máximo de 20 minutos y el cambio a otro rango automático, por ejemplo de 200 – 355 mm a 400 – 630 mm se puede hacer en un turno. Otra ventaja decisiva es que en el cambio de dimensión el residuo que se genera es muy escaso, añade Kenn E. Byllemos  como otro motivo para la decisión final por el sistema FDC System de battenfeld-cincinnati.

En un cambio de color durante la producción de tubo, generamos menos de 500 kg de residuo, subraya Brigitte Diekhaus. Para lograrlo la línea cuenta con un entrehierro ajustable conectado al cabezal en lugar de una combinación de boquilla y mandril que tendría que ser cambiada para cambiar de tamaño de tubo. Este entrehierro ajustable integra un distribuidor radial para la capa exterior que mejora el rendimiento en el cambio de color, de forma que el cambio de color se puede realizar de forma rápida y con una cantidad relativamente baja de material para la purga del canal de la capa externa.

Del cambio automático de dimensión y de la alta flexibilidad de toda la instalación se encargan los equipos FDC de tratamientos secundarios, que también son únicos en el sector.  El tanque de vacío cuenta con un soporte para el tubo en 180º de su circunferencia que se puede regular sin fases en todo el rango de dimensiones sin necesidad de modificar nada. Lo mismo es válido  para el arrastre y para el sistema de corte, que se regulan de forma automática durante el cambio de tamaño.

La estrecha colaboración entre transformador y fabricante de máquina ha hecho posible un diseño del arrastre que no deforma los tubos especiales con espesores de paredes pequeños.  Para que el cambio automático funcione sin problemas y de forma autónoma, los especialistas de battenfeld-cincinnati han ampliado consecuentemente el control de la extrusora, de forma que el cambio de todos los componentes se realiza con tan solo presionar un botón. Esta forma de operar de forma totalmente automática también fue un argumento definitivo para Emtelle cuando se decantó por battenfeld-cincinnati.

*Para más información: www.battenfeld-cincinnati.com / www.emtelle.com

 

 

Revista MundoPlast

Otras noticias