Engel inaugura su nuevo centro tecnológico

El fabricante de inyectoras Engel, ha inaugurado en su planta matriz de Schwertberg, en Austria, su nuevo centro tecnológico.

27.06.2019 Con 1.700 m² de superficie para maquinaria, el centro tecnológico Engel es en sí mismo una factoría de procesamiento de plásticos, y una de las más modernas del mundo.

centro tecnológico engel, austria, inject 4.0, inyectoras, máquinas de inyección, inyección de plásticos, helmut roegele, iq observer, integración vertical

Según el Dr. Stefan Engleder, CEO del Grupo Engel, con el nuevo centro, hemos creado nuestra propia fábrica piloto para la integración vertical en el procesamiento con moldeo por inyección y con ello podemos prestar a nuestros clientes una asistencia aún más amplia de cara a la implantación de la fábrica inteligente. Nosotros mismos somos los primeros usuarios de todas las nuevas tecnologías inject 4.0 desarrolladas.

Con la denominación inject 4.0, Engel agrupa sus productos y soluciones destinados a la fábrica inteligente cuya oferta se amplía constantemente.

inject 4.0 tiene como objetivo aprovechar todo el potencial de las máquinas, instalaciones y tecnologías para reforzar la competitividad, actuar con más flexibilidad y dominar con seguridad la creciente complejidad de la fabricación. Gracias a las nuevas posibilidades que ofrece nuestro centro tecnológico para clientes, podemos explicar, de manera especialmente gráfica y accesible, cómo este gran potencial se puede aprovechar no solo de manera completa, sino también eficiente, rentable y específicamente adaptada a los requisitos individuales de cada empresa transformadora, explica Engleder.

Optimizar procesos en distintas ubicaciones

La integración vertical es la incorporación, a un sistema director superior, de todas las máquinas, instalaciones y procesos de fabricación dentro de una empresa o red de fabricación.

Y, precisamente, es esta integración más allá de los límites de una ubicación concreta lo que se ilustra de manera práctica en el centro tecnológico Engel.

Así, el centro está conectado con los centros tecnológicos situados en las otras plantas y sucursales que Engel tiene en distintos lugares del mundo.

Desde Schwertberg podemos monitorizar y mantener a distancia las células de producción que hay, por ejemplo, en Shanghái, México o Hannover, explica Engleder. Los productos clave para lograr este fin son tanto e‑connect, el portal del cliente de Engel, como TIG authentig.

Mediante una solución en la nube, el MES (Manufacturing Execution System) de TIG, una filial de Engel, visualiza de forma transparente todos los parques de máquinas existentes dentro de una red de fabricación. Gracias a ello se puede, por ejemplo optimizar el grado de utilización de las máquinas en varias ubicaciones.

De esta manera, todas las máquinas del nuevo centro tecnológico Engel están equipadas con los más diversos sistemas de asistencia procedentes de la familia de productos iQ de Engel.

Nuevos sistemas iQ

Además de iQ weight control, iQ clamp control y iQ flow control —implantados con éxito desde hace mucho tiempo en las empresas transformaadoras mediante moldeo por inyección— en el centro tecnológico ya se están utilizando, con mucha antelación, los novísimos sistemas iQ que Engel exhibirá en octubre en la feria K 2019 de Düsseldorf.

Entre ellos está, por ejemplo, iQ process observer, que monitoriza simultáneamente varios cientos de parámetros a lo largo de todo el proceso.

Actualmente, iQ process observer es el único sistema de asistencia del mercado basado en datos en tiempo real que avisa activamente de cambios en el proceso y configuraciones desfavorables, contribuyendo así a optimizar la estabilidad durante todo el proceso.

En el centro tecnológico mostramos lo que es posible hoy y lo que en el futuro haremos posible conjuntamente con nuestros clientes, subraya Engleder.

Entre los proyectos más avanzados está la creación de una base de datos que agrupe los conocimientos y la experiencia adquiridos dentro del grupo empresarial.

 Interconexión horizontal: el siguiente paso

Otro tema que se plantea de cara al futuro es la transformación digital, que enlazará en el plano horizontal a las empresas que están interconectadas verticalmente.

Si la interconexión vertical busca optimizar las distintas etapas individuales de creación de valor dentro de una empresa en relación con su función específica, la interconexión horizontal permite optimizar procesos a lo largo de toda la cadena de creación de valor integrando diversas funciones. Con este fin, durante el mes de junio se ha inaugurado en Linz una fábrica piloto.

El objetivo de la LIT Factory consiste en investigar y perfeccionar el plástico a lo largo de la cadena de creación de valor —desde el material, pasando por el desarrollo del producto y la producción, hasta el reciclaje— utilizando para ello procesos digitales.

Además de Engel, en la fundación y construcción de la LIT Factory participan otras 24 empresas, procedentes sobre todo del espacio económico austriaco y alemán.

Gracias a la interacción de diversas disciplinas —tales como la mecatrónica, la informática o la ingeniería ambiental— y al apoyo de muy diversos socios industriales, es posible abarcar toda la cadena de creación de valor del sector del plástico en una misma fábrica. Las sinergias resultantes, por ejemplo el aprovechamiento conjunto de los resultados de investigación, contribuyen decisivamente al desarrollo de la capacidad digital, afirma Stefan Engleder.

*Otras noticias relacionadas:

El Grupo Engel incrementó sus ventas un 6% en 2018/19

*Para más información: www.engelglobal.com

MundoPlast

27/06/2019|Destacados, Empresas|