PUBLICIDAD

HITEMA

EsPlásticos insiste en aplazar el impuesto a los envases de plástico no reutilizables


01/12/2022

Desde EsPlásticos, plataforma sectorial de la cadena de valor de los plásticos, también solicita al Gobierno retrasar la entrada en vigor del impuesto especial sobre los envases de plástico no reutilizables, como ha hecho Italia.

La plataforma fundada por fundada por Aimplas, Anaip, Cicloplast y Plastics Europe considera que España debería seguir los mismos pasos que Italia, único país de la Unión Europea en el que se ha planteado un impuesto similar y que acaba de aprobar retrasar un año la implantación del tributo hasta enero de 2024.

La petición de EsPlásticos se suma a la que han realizado otras entidades tanto de la propia plataforma por separado, como de fuera. Es el caso de la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), de la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf), y de numerosas asociaciones de gran consumo, hostelería, textil, ferretería y bienes tecnológicos, como AECOC, Stanpa, Acotex, Aces, Adelma, Afeb, Asaja, Asedas, Fece,… entre otros.

Razones de EsPlásticos para retrasar el impuesto

Entre los factores señalados por EsPlásticos para justificar el aplazamiento del impuesto destacan la actual crisis económica y energética, agravada por la guerra de Ucrania. Ello ha provocado tasas de inflación de dos dígitos para muchos productos, entre ellos los alimentos. Ante un escenario con riesgo de estancamiento de la economía por la elevada inflación y de recesión en la eurozona, EsPlásticos cree que el impuesto contribuirá a mantener la espiral inflacionista. Y es que la mayoría de empresas tendrán que repercutir el impuesto en sus productos.

Asimismo, la plataforma española del sector de los plásticos entiende que al ser España el único sitio donde se aplicará el gravamen, se romperá el mercado único europeo y se restará competitividad a nuestro país. Una pérdida de competitividad que no afectará solo al sector de los plásticos, sino a toda la industria española que utiliza envases plásticos en la producción y en el transporte de todo tipo de mercancías.

Frente al caso español, EsPlásticos menciona el caso de Alemania, uno de los principales competidores de España en envases de plástico para alimentos, que acaba de anunciar un importante paquete de medidas de ayuda para su industria.

Otro de los argumentos que desaconsejan la aplicación de la tasa es que afectará negativamente a los avances en materia de economía circular de los plásticos. Porque las empresas verán reducida su capacidad de inversión en estos temas.

EsPlásticos recuerda que un 40% de la producción de plásticos en España se destina al sector del envase y embalaje. Este sector está formado por unas 830 empresas que emplean a 20.188 trabajadores (según CNAE 22.22).

Dificultades técnicas para aplicar el impuesto al plástico

Otra justificación de peso a la postergación del impuesto hace referencia a la complejidad técnica que supone su implementación en tan poco tiempo. A casi un mes de su entrada en vigor, hay muchas dudas técnicas y de aplicación. En este sentido, desde la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf) se advierte que se trataría de un impuesto de gestión casi imposible en la práctica. Por ello, recomienda una revisión con carácter urgente, atendiendo a modelos similares introducidos en países del entorno.

En este punto, Vicente Ortuño, del Departamento de Fiscal de Galán & Asociados, explica que se trata de un tributo cuyo cálculo es de gran complejidad, ya que no siempre será sencillo contar con información de la cantidad de plástico reciclado/no reciclado por unidad de producto. Ello conllevará obligaciones de gestión difícilmente asumibles por parte de todos los contribuyentes de este impuesto, pero especialmente a quienes realicen importaciones y adquisiciones intracomunitarias. Y es que deberán reclamar a sus proveedores extranjeros que les informen en factura la cantidad de kilogramos de plástico que contienen los envases y embalajes del producto adquirido, así como la parte que corresponda a plástico no reciclado.

Más tiempo para clarificar cuestiones

A esta situación, se suma la falta de una orden ministerial para la inscripción en el registro territorial que debe hacerse antes de la entrada en vigor del impuesto. Hay situaciones aún no aclaradas sobre el arranque del impuesto. El retraso en la entrada en vigor del impuesto ayudaría a que se pudiera identificar con claridad qué envases y embalajes son ámbito objetivo del impuesto y a identificar cuáles son o podrían ser reutilizables.

Este impuesto afecta a muchos sectores, con muchas referencias. Así, una misma empresa puede ser contribuyente de diversas formas porque sea fabricante y adquiriente intracomunitario. La realización de ambas actividades implica diferentes exigencias que debe conocer para no incurrir en incumplimiento. Asimismo, la carga de trabajo para controlar y mantener al día toda la documentación es ingente, especialmente para las pymes y micropymes, que representan el 98% de las empresas del sector

Todas estas dudas ponen de manifiesto que aún quedan aspectos importantes de este impuesto por aclarar. Por eso, EsPlásticos pide retrasar su entrada en vigor hasta que la situación económica sea más favorable y haya una mayor certidumbre jurídica.

*Otras noticias relacionadas:

ANAIP pide retrasar el impuesto al plástico como en Italia

*Para más información: www.esplasticos.es

MundoPlast

01.12.2022

Otras noticias