PUBLICIDAD

MAAG
×
DOMO

PUBLICIDAD

Los peros del sector del plástico al Proyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminados


20/05/2021

La plataforma sectorial española EsPlásticos considera que la nueva Ley de Residuos y Suelos Contaminados incluye medidas discriminatorias y desproporcionadas que afectan negativamente a la industria del plástico.

botellas de plástico, ley de residuos, EsPlásticos

EsPlásticos, plataforma en la que están representados los diferentes agentes del sector y de la cadena de valor de los plásticos, ha emitido un comunicado en el que valora la aprobación por parte del Gobierno de la Ley de Residuos y Suelos Contaminados.

EsPlásticos considera que se trata de una oportunidad para unificar medidas a nivel nacional; de manera que sirva de guía a las Comunidades Autónomas para legislar, evitando la proliferación de normativas que puedan dar lugar a confusión e incertidumbre jurídica.

A pesar de ello, EsPlásticos señala que la nueva norma incluye medidas discriminatorias y desproporcionadas para el sector que, además, son contrarias al espiritu inicial de la ley de prevenir el residuo.

La plataforma española sectorial del plástico también cree que dichas medidas suponen asimismo un obstáculo a la implantación de la Economía Circular en el sector. Y recuerda que, precisamente, el de los plásticos es de los más implicados en este tema; con la incorporación de productos reciclables y con contenido reciclado, además de innovando en procesos para la recuperación de estos materiales.

En este punto, EsPlásticos recuerda que el plástico contribuye al desarrollo sostenible, al ayudar a reducir el desperdicio de alimentos y las emisiones de CO2.

Ley de Residuos: el impuesto para envases de plástico no reutilizables

Sobre el impuesto que grava los envases de plástico no reutilizables, el sector lo considera una medida discriminatoria; ya que no incluye a envases realizados con otros materiales que también son susceptibles de acabar en el medio ambiente. Asimismo, también lo ven discriminatorio, porque su ámbito excede a los envases plásticos de un solo uso definidos en la Directiva 2019/904. Por otro lado, desde EsPlásticos creen que este impuesto acabará afectando al medio ambiente dado que el mercado se decantará por envases y productos realizados con otros materiales más pesados.

El hecho de que la norma deje fuera del impuesto a los envases médicos y farmacéuticos resulta isuficiente para EsPlásticos. Según la plataforma, los envases industriales y comerciales también deberían quedar exentos porque son de uso indispensable y difíciles de sustituir teniendo en cuenta cuestiones de seguridad, transporte y logística.

Igualmente, EsPlásticos coincide con el Consejo de Estado en retrasar la aplicación del mencionado impuesto más allá de los tres meses previstos. Para la plataforma de la industria plástica, las empresas habrían de contar al menos con seis meses para poder efectuar la transición.

Además, los principales actores del sector plástico tienen muy claro que el impuesto terminará repercutiendo en la mayoría de consumidores, ya que el plástico está presente en muchos envases de productos de primera necesidad. Por lo tanto se producirá un encarecimiento de la cesta de la compra de los españoles.

La industria también reclama que no se penalicen con este impuesto las importaciones de envases a un límite máximo mensual de 5 kg; para evitar el fraccionamiento de envíos con el fin de eludir el pago del impuesto y proteger la competitividad de la industria española

Acerca de los objetivos de la reducción de envases

En la misma línea, el sector ve desproporcionados y sobredimensionados los objetivos de reducción del 50% en 2026 y del 70% en 2030 del consumo de envase alimentario de un solo uso. Para ello vuelve a mencionar el dictamen del Consejo de Estado que expone que dichos objetivos de reducción no cuentan con una justificación o análisis del impacto que los avale.

En este punto, EsPlásticos apunta que la medida puede provocar la sustitución de los envases plásticos alimentarios por otros materiales de un solo uso mucho más pesados que conllevarán el incremento de residuos y el aumento de las emisiones de CO2 en su transporte. Igualmente, el hecho de que muchos de estos materiales sustitutivos estén compuestos por más de un material, dificultan también su reciclaje.

Para argumentar su postura, la plataforma del plástico menciona el caso de Portugal. El país vecino, en la trasposición de la Directiva, ha fijado objetivos del 30% para 2026 y del 50% para el 2030. Además incluyen en los mismos a todos los envases de un solo uso independientemente del material con el que estén fabricados.

Consecuencias sobre el empleo

Otro de los puntos controvertidos de nuevo proyecto de ley son los efectos negativos que puede tener para el empleo. Recordemos que el sector emplea a más de 93.000 personas de forma directa y 255.000 de forma inducida. Desde EsPlásticos consideran que la nueva ley puede reducir un 40% el número de empleos directos hasta 2030.

Para la plataforma sectorial, la economía circular consiste en reintroducir de nuevo los plásticos reciclados en los productos; generarando empleo y riqueza parael país. En este sentido, la nueva norma, en lugar de ir en esta línea, afectará negativamente al empleo y a la competitividad de España con respecto a otros países.

EsPlásticos valora positivamente el impuesto de carácter indirecto de la Ley de Residuos para erradicar el depósito en vertedero de aquellos residuos que no han pasado por un proceso de reciclaje finalista. Ya que ello sí ayudará a fomentar la economía circular.

*Para más información: https://esplasticos.es

MundoPlast

20.05.2021