Ettlinger presenta un nuevo grado de filtrado de 60 µm para reciclado de plástico

Con el nuevo grado de filtrado de 60 µm, los filtros para fundido ECO de Ettlinger ofrecen unas condiciones ideales para procesar al 100% escamas procedentes de botellas de PET y reutilizarlas en plantas de fibras discontinuas o flejes y films termoconformados.

11.02.2019 Con el nuevo grado de filtrado de 60 µm, que hasta ahora parecía imposible, los filtros para fundido ECO de Ettlinger facilitan aún más el procesamiento de reciclados para la industria de film plástico, flejes y fibras discontinuas, así como para los recicladores de plásticos que se ven obligados a eliminar de la masa fundida contaminantes resistentes como pinturas, siliconas, materiales barrera, redes y geles.

Ettlinger, nuevo filtrado, filtro, reciclado de pet, botellas de postconsumo, filtros, mallas, reciclado, masa fundida, reciclado de PET, botellas de postconsumo,

En este sentido, los nuevos filtros permiten transformar en reciclados, a un precio muy económico, la molienda de botellas de PET post-consumo. El resultado es una molienda fina que se genera en grandes cantidades y que tiene unas excelentes cualidades como materia prima reciclada.

Resultado

Los reciclados de PET procedentes de la molienda de botellas de post-consumo son una materia prima muy apreciada por la industria para fabricar envases termoconformados, fibras discontinuas o flejes.

Estos productos están bien vistos por los consumidores, gracias a la creciente conciencia ecológica. Estos reciclados tienen que cumplir en muchos casos requisitos muy severos en lo que se refiere a sus propiedades ópticas y/o mecánicas.

Así, por ejemplo, los envases para productos alimenticios no deben presentar ningún contaminante cuando se fabrican al 100% con residuos de botellas. Los flejes y cintas o cordones estirados tampoco deben tener ningún tipo de imperfección para que no se produzcan rupturas ni interrupciones en la producción.

Por tanto, la pureza del reciclado es un factor clave para que se pueda emplear o no. Esta es la razón por la que la eficiencia de la filtración del fundido desempeña un papel mucho más importante en el sector del PET que en la elaboración de otros reciclados.

Los filtros ECO de Ettlinger

En este caso, los cambiadores de cuchilla y los tamices de tipo convencional suelen llegar al límite; en cambio los sistemas de filtro ECO de Ettlinger con función de autolimpieza cumplen las especificaciones más estrictas.

El elemento central del filtro ECO es un tamiz de acero rotativo y cilíndrico, dotado de millones de orificios perforados por láser. Por dicho tamiz de acero pasa el fundido de fuera a dentro y, mientras pasa, los contaminantes quedan retenidos en la superficie y se retiran luego con un raspador.

El avance decisivo para el reciclado de PET reside en una microperforación de 60 µm, un grado de filtrado hasta ahora inexistente.

Solución a los problemas habituales

Los tamices convencionales están hechos de alambre fino de metal.  La versión más frecuente y sencilla es la malla cuadrada. La longitud de los lados del orificio da el ancho nominal de la malla del tamiz.

En la práctica, la malla cuadrada deja pasar partículas bastante mayores a través de la diagonal del orificio (factor 1,41). Además, los alambres de la malla están unidos sin apretar mucho.

Cuando la torta de filtrado crece y aumenta la presión, algunos orificios de la malla se ensanchan dejando pasar partículas mayores que el valor nominal del orificio.

Así, se suelen colar contaminantes en la molienda de las botellas PET, como partículas de aluminio y papel, que encuentran una vía para acabar en el reciclado, aunque también se cuelan partículas de polímero degradadas, llamadas puntos negros. La consecuencia es un aumento de los residuos en la masa y, por tanto, mayores costes.

A esto se añaden los efectos negativos para el siguiente proceso de extrusión, ya que la formación de la torta en el tamiz provoca grandes fluctuaciones de presión. Esto supone trabajo adicional, puesto que hay que cambiar a menudo los tamices o limpiar el sistema aplicando una corriente de fundido inversa (barrido de retorno).

Microperforación por láser

Los tamices filtrantes de Ettlinger, sin embargo, presentan unas capacidades de separación mucho más precisas gracias a la microperforación por láser.

Esto es así poque el ancho de malla de los tamices convencionales equivale a la sección transversal de los orificios, que se estrechan de forma cónica en el sentido en que fluye el fundido.

Cuando el fundido atraviesa los tamices, todos los contaminantes que son mayores que el diámetro de los orificios permanecen en la superficie del filtro. Gracias al nuevo grado de filtrado de 60 µm, los contaminantes que pudieran permanecer en él ni siquiera son visibles para el ojo humano.

De esta manera, gracias a este nuevo grado de filtrado, el reciclado de PET consigue una base clave para la transformación del reciclado en nuevos productos cuyas propiedades ópticas, mecánicas y organolépticas sean de la misma calidad que las de los productos nuevos.

Ventajas

En este sentido, según Ettlinger, la alta reducción de puntos negros y otras partículas garantiza una mayor eficiencia de la planta, ya que se producen menos rupturas de flejes, cintas y fibras, ofreciendo así un enorme potencial de ahorro.

A todo ello hay que sumar la ventaja específica de todos los filtros para fundido de Ettlinger, como el rendimiento constante y continuo del filtro durante semanas y meses sin interrumpir el proceso.

Además el principio de trabajo de estos filtros asegura el desprendimiento de los contaminantes con cada vuelta del tamiz y su inmediata salida del filtro.

Así, la superficie del filtro está siempre limpia al 100% y este puede funcionar con una presión constante durante períodos de tiempo muy largos.

Por otra parte, en la superficie del tamiz no se acumulan contaminantes, en especial partículas elásticas como silicona o similares, que con el tiempo podrían colarse por el tamiz.

Aprovechar más flujos de materiales

Por lo general, los filtros para fundido continuos de Ettlinger abren nuevas posibilidades para usar materiales que hasta ahora se consideraban demasiado contaminados o que contenían partículas contaminantes muy difíciles.

Sobre todo, resulta interesante el uso de molienda fina de PET procedente del reciclaje de botellas con el nuevo tamiz filtrante de 60 µm.

Esta se forma durante el proceso de clasificación, molido y lavado y suele estar muy contaminada con grandes cantidades de papel y aluminio.

Incluso las pequeñas empresas de reciclaje de botellas PET pueden generar hasta 20 t mensuales de molienda fina; sin embargo, tienen que vender este material a escaso precio por falta de alternativas.

Con el potente filtro para fundido ECO de operación continua, los clientes pueden transformar el flujo de material PET en un producto final rentable y de alta calidad.

*Para más información:  www.ettlinger.com

11/02/2019|Nuevos productos|

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies