INYECTIA

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

HITEMA


Fiber Dynamics confía en la tecnología DCIM de KraussMaffei


15/04/2024

La empresa norteamericana Fiber Dynamics, fabricante de piezas complejas con materiales compuestos, ha adquirido recientemente una máquina CX 1100 DCIM de KraussMaffei.

La firma Fiber Dynamics, Inc. de Wichita, Kansas, ha adquirido una máquina GX 1100-4300 DCIM de KraussMaffei para inyección de termoplásticos y la compounding directo. Ello le permite controlar sus propias recetas, lo que se traduce en mayor flexibilidad, tiempos de ciclo más reducidos y, en definitiva, mayor rentabilidad.

Con una plantilla de un centenar de trabajadores, Fiber Dynamics lleva 40 años desarrollando y fabricando piezas muy complejas con materiales compuestos para sectores como la aeroespacial, defensa y automoción. Se trata de piezas que no solo contemplan criterios técnicos, como las propiedades de reducción de peso o resistencia, sino también económicos. En este sentido, evitan procesos de ensamblaje secundarios, permiten un mayor grado de automatización y tiempos de ciclo más cortos.

El avence de la tecnología DCIM de KraussMaffei

Fiber Dynamics ha apostado por la tecnología DCIM (Moldeo por Inyección de Compuestos Directos) de KraussMaffei porque necesitaba ampliar su producción y dar respuesta al creciente demanda de hélices por parte del mercado de movilidad aérea avanzada.

Hasta la compra de la máquina de KraussMaffei, Fiber Dynaics utilizaba el Sistema de Herramientas de Núcleo Perdido (LCTS). Esta metodología presentaba limitaciones como su menor rapidez (hasta 8 veces más lenta), handicaps en la formulación y un coste superior utilizando métodos tradicionales. El moldeo por inyección era una solución, pero la producción de formulaciones propias personalizadas planteaba un desafío adicional.

Así, como explica Darrin Teeter, CEO de Fiber Dynamics, la tecnología DCIM de KraussMaffei supone una solución única que además, se logró implementar rápidamente

Formulaciones a medida

Para Fiber Dynamics, la principal ventaja de la tecnología DCIM es su control de formulaciones internas. Así, como reconoce Darrin Teeter, «La capacidad de probar una variedad de formulaciones diferentes y desarrollar nuevas rápidamente es crucial para el éxito de nuestro programa. Las formulaciones preparadas externamente en general no son prácticas para nuestro trabajo y ponen en peligro la singularidad exclusiva de nuestras soluciones«.

De este modo, la capacidad de producir piezas moldeadas técnicas termoplásticas y compuestos termoplásticos abre una nueva dimensión de versatilidad y valor añadido para la empresa.

La experiencia con una una GX 450-1400 de KraussMaffei del Instituto ATLAS (Laboratorio de Tecnologías Avanzadas para Sistemas Aeroespaciales) de NIAR, también ubicado en Wichita, Kansas, que les descubrió el potencial de producir su materiales LCTS por inyección termoplástica, les ayudó a tomar la decisión de adquirir el sistema DCIM.»

La nueva máquina GX 1100-4300 DCIM, con una fuerza de cierre de 11.000 KN, se espera que entre en servicio el próximo mes de mayo. Inicialmente, producirá mandriles de herramientas para la fabricación de artículos compuestos en aeronaves, como alas, fuselajes y otros componentes estructurales.

En España, KraussMaffei está representada por la firma Coscollola.

*Para más información: www.kraussmaffei.com

MundoPlast

15.04.2024

Otras noticias