Fira de Barcelona trabaja para recuperar la actividad ferial después del verano.

21.05.2020 Así, de cara a la recuperación de la actividad ferial la entidad barcelonesa está preparando un protocolo de seguridad. Dicho plan será de aplicación para sus trabajadores, expositores, visitantes, organizadores y participantes de los salones que acogerán sus dos recintos después del verano.

Fira Barcelona

Y es que, como a la mayoría de ferias internacionales, la crisis del coronavirus ha obligado a reprogramar muchos de los eventos del año para el último cuatrimestre. Es el caso, por ejemplo, de Alimentaria o de Expoquimia, Eurosurfas y Equiplast, que se sumarán a los que estaban ya previstos para los últimos meses del año.

Independientemente del encaje de todos estos salones en el calendario, la prioridad de Fira Barcelona se centra en garantizar la seguridad y prevención para todos los participantes de sus eventos.

Para ello, la institución ferial de la ciudad condal llevará a cabo en algunos casos una nueva conceptualización con modelos híbridos. Esto supondrá la combinación de la participación virtual y la presencia física, como es el caso, por ejemplo, de la VBBFW.

Más medidas

Además, Fira Barcelona trabaja también para adaptar sus instalaciones a los nuevos condicionantes generados por la pandemia. En este sentido, con la ayuda de consultores y expertos médicos, se está preparando un ambicioso protocolo de actuación con medidas de seguridad y prevención. Este tipo de acciones tendrán en cuenta las directrices de las autoridades, con la prioridad de garantizar la salud de trabajadores, expositores, visitantes, organizadores, proveedores y asistentes a sus eventos. Sobre todo, en los de carácter profesional (B2B).

Entre otras cuestiones, el protocolo contempla el acondicionamiento de los espacios para asegurar la distancia social, la regulación de flujos de visitantes y de aforos, controles de salud, medidas de higiene, la desinfección y limpieza de zonas comunes y stands, sistemas de información y acreditación, apoyo sanitario, y la reorganización de los servicios de restauración.

Igualmente, la institución ha participado activamente en la definición de las recomendaciones internacionales de actuación para garantizar la salud y seguridad de los asistentes a ferias y exposiciones. Para ello, ha tenido en cuenta a organismos que tienen un destacado papel en el sector, y de los que Fira de Barcelona forma parte. Es el caso de EMECA (European Major Exhibition Centres Association), de UFI, asociación internacional de la industria ferial. También, de la Asociación de Ferias de España (AFE). Con esta última trabaja para concretar con las autoridades pertinentes un protocolo de actuación general en el país.

Objetivo, la seguridad

En este sentido, el Director de Fira de Barcelona, Constantí Serrallonga, ha explicado que la institución trabaja para reanudar la celebración de salones a partir de septiembre, adoptando nuevos formatos y las medidas de prevención necesarias. El objetivo pasa por volver a ser motor económico y dar apoyo a las empresas en un momento de gran complejidad para todos.

Serrallonga añade: Nuestra prioridad es retomar la actividad en un entorno seguro y provechoso para todos los participantes. De manera que su asistencia a un evento contribuya a relanzar su negocio y networking.

*Para más información: www.firabarcelona.com

MundoPlast