PUBLICIDAD

HITEMA
×

Grafe, concienciada con la eficiencia energética


13/03/2017

El grupo Grafe, con sede en Blankenhain (Alemania), ha recibido la certificación E ISO 50001:2011, una norma internacional para los sistemas de gestión energética.

Con esta nueva certificación, ahora Grafe, además de poseer el certificado ISO 9001 por su sistema de gestión de calidad y el ISO TS16949 para proveedores de la industria del automóvil, también cumple los requisitos de la política energética.

Grafe.

Grafe ha introducido un sistema de gestión de la energía con los objetivos de mejorar considerablemente su eficiencia en este campo en los próximos años y lograr una continua optimización del consumo, es decir, una relación equilibrada entre esfuerzo energético y productos terminados.

Condición necesaria para la obtención del certificado es el establecimiento de objetivos estratégicos y operativos que quedan claramente definidos dentro de la empresa como parte de su política energética. Tras una auditoría de varios días de duración realizada por TÜV Rheinland (Asociación para las Inspecciones Técnicas de Renania), la empresa demostró cumplir todos los requisitos: una administración cuidadosa de la energía, un uso eficiente de las materias primas y ahorro de energía en todos los departamentos.

A partir de ahora, la inspección técnica controlará anualmente el cumplimiento de las normas, que ya habrán sido auditadas internamente por el gestor energético en colaboración con el equipo del departamento de energía.

Gracias a la introducción del sistema de gestión de energía, Grafe puede monitorizar sistemáticamente la distribución y evolución del consumo, localizar, aprovechar y ampliar permanentemente las posibilidades de ahorro energético y, al hacerlo así, fomentar la sostenibilidad.

Como explica el director ejecutivo de la compañía, Matthias Grafe, a nosotros nos importa el futuro. Por eso, para aumentar notablemente nuestra eficiencia energética en los próximos años, nos imponemos la tarea de aprovechar los potenciales para la eficiencia energética no utilizados y reducir los costes energéticos y la emisión de gases de efecto invernadero como el CO2 , así como otros efectos sobre el medio ambiente del consumo de energía.

Así, en el futuro no se tomarán medidas únicamente para el ahorro de costes y energía, sino que, especialmente en el caso de nuevas inversiones en máquinas y equipos, se pondrá un cuidado particular en encontrar soluciones energéticamente eficientes.

La eficiencia energética ya posee una enorme influencia sobre la utilización de plásticos, declaró Matthias Grafe. Con la introducción del sistema de gestión energética buscamos no solo aumentar nuestra productividad, sino también concienciar sobre la importancia de un mejor manejo de las materias primas.
Grafe seguirá analizando meticulosamente la cuestión del ahorro energético y reforzando mediante ese esfuerzo la confianza con sus socios comerciales.

*Para más información: www.grafe.com

Revista MundoPlast

 

Otras noticias