PUBLICIDAD

BIO-FED

Insectos de plástico para acabar con las plagas


01/08/2013

Científicos de la Universidad Autónoma de Madrid han desarrollado, con material polimérico, un señuelo de hembra de escarabajo que permite atraer a los machos para atraparlos.

Según la información difundida por SIC, el señuelo plástico de hembra de escarabajo ha sido desarrollado conjuntamente, entre los investigadores españoles y otros de Estados Unidos, ante el problema que presenta en orteamérica el Agrilus planipennis, una especie invasora de escarabajo, procedente de Asia, que ataca los bosques de fresnos americanos.

Escarabaja plástica.

El señuelo reproduce a escala nanométrica la textura y el color verde iridiscente del caparazón de las hembras, con tanta perfección que los machos se lanzan sobre ellas como si fueran de verdad. De esta forma se los puede atrapar y para reducir las poblaciones de esta plaga.

Los científicos han fabricado un molde que imita a escala nanométrica la parte superior del cuerpo femenino del insecto. Sobre él se deposita y estampa un material polimérico, formado por capas alternas de polivinilos y acrílicos sobre un sustrato de tereftalato de polietileno. Los detalles han sido publicados en el Journal of Bionic Engineering. 

Como ha explicado a SIC Raúl J. Martín-Palma, profesor del departamento de Física Aplicada de la UAM y coautor del trabajo, esta combinación de polímeros y capas alternas permite refractar la luz y generar un color muy similar al verde iridiscente característico de las hembras, además de su textura

De esta forma se pueden fabricar señuelos que se colocan en trampas pegajosas. Los escarabajos macho los identifican con atractivas hembras y se dejan caer directamente sobre ellas, quedando mortalmente atrapados. Así se pueden reducir las poblaciones del insecto invasor.

Los señuelos artificiales fueron un 40% más efectivos para atrapar machos que el uso de hembras muertas

 

Hasta ahora se empleaba una técnica parecida usando hembras muertas, pero sus cuerpos son excesivamente frágiles y se requiere un gran número de ejemplares para las trampas.

Sin embargo, los investigadores han obtenido más de 100 réplicas a partir de un solo molde, por lo que consideran que es relativamente fácil producir en masa escarabajas poliméricas y mantenerlas en buen estado de conservación.

Los investigadores consideran que la fabricación de hembras poliméricas también puede ser efectiva en el control de plagas de otras especies de escarabajos o insectos invasores.

* Para más información: www.fa.uam.es

Otras noticias