Según Kraiburg TPE, prácticamente todos sus elastómeros termoplásticos pueden lograr excelentes resultados si se procesan por deposición fundida (FDM) con impresoras 3D de la firma Pollen AM.

13.02.2020 Kraiburg TPE, productor de elastómeros termoplásticos, sometió sus materiales a exhaustivos ensayos, en los que examinó su aptitud para el uso con tecnologías de fabricación aditiva.

Kraiburg TPE Impresión 3D

Los resultados, según la empresa, son que prácticamente la totalidad de sus TPE son válidos para el proceso de modelado por deposición fundida (FDM) en las máquinas de Pollen AM.

Gracias a un equipamiento relativamente sencillo y sin uso de herramientas, existe la posibilidad de que hasta las piezas de mayor exigencia se puedan imprimir de manera sencilla e inmediata, con el consiguiente ahorro de tiempo, trabajo y costes.

Las máquinas de Pollen AM

Como explica el Dr. Thomas Wagner, del área de Gestión de Productos de Kraiburg TPE para Europa, Oriente Medio y África, las clásicas impresoras 3D de filamento no suelen ser aptas para el procesado de TPE blandos por diversas limitaciones. Para nosotros -explica- el reto consistía en analizar cuáles eran los requisitos precisos para el modelado por deposición fundida. Con el objetivo de encontrar una solución adecuada, tuvimos que aprender a identificar las limitaciones técnicas de las impresoras y a separarlas de aquellas que presentan los materiales.

En este sentido, el sistema Pellet Additive Manufacturing (PAM) de Pollen AM, empresa francesa dedicada a la fabricación de impresoras 3D, demostró ser la tecnología ideal.

Así, las actuales impresoras de gránulos con sistema PAM de la serie P proporcionan superficies sumamente detalladas incluso con TPE muy blandos y pueden procesar hasta cuatro materiales al mismo tiempo.

Esto también permite obtener típicas combinaciones duro-blando de TPE en la unión multicomponente con plásticos como polipropileno (PP), acrilonitrilo butadieno estireno (ABS) o poliamida (PA).

Resultados

Nuestras impresoras con sistema PAM minimizan los tiempos de permanencia para no comprometer las ventajas específicas de los elastómeros blandos, explica Didier Fonta, Head of Operations en Pollen AM. Esto, además, asegura una extraordinaria resistencia al pelado, sobre todo en el caso de aplicaciones multicomponentes con elastómeros termoplásticos situados dentro del rango inferior de dureza Shore.

Los ensayos realizados por Kraiburg TPE y Pollen AM generaron piezas moldeadas de carácter convincente, con propiedades mecánicas que —según los parámetros del proceso— alcanzan hasta el 50% de los valores exhibidos por otras piezas comparables de inyección.

Si se suma a una cuidadosa tarea de selección y procesado de los compuestos de TPE, esta tecnología resulta apta no sólo para modelos de muestra, sino también para prototipos funcionales, lo cual puede reducir significativamente los gastos de desarrollo de nuevas aplicaciones.

Casi todos los materiales pertenecientes a la gama de productos de Kraiburg TPE constituyen elastómeros termoplásticos adecuados para ser procesados en impresoras de gránulos con sistema PAM, por lo que no es necesario ningún compuesto especial.

Además, todas las características de los materiales, especialmente sus posibilidades de adhesión sobre diversos termoplásticos, se mantienen en la impresión 3D con impresoras granulométricas PAM. Por otra parte, dado el caso, los residuos generados durante la producción pueden reciclarse en el marco del sistema de recogida municipal de residuos.

*Para más información: www.kraiburg-tpe.com

MundoPlast