PUBLICIDAD

Alimatic

KraussMaffei, por el ahorro de energía


10/10/2008

En los últimos ocho años, los precios para la electricidad industrial en Alemania han incrementado aproximadamente un 120%. La mayoría de las compañías se están encontrando que la reducción del consumo de energía es una manera rápida y efectiva de bajar costes.

El aumento de los costes energéticos plantea problemas no sólo para el hogar, sino cada vez más también para la industria. Las industrias de producción están haciendo frente a una escalada de costes, impulsada principalmente por el incremento del precio de la energía.

En los últimos ocho años, los precios para la electricidad industrial en Alemania han crecido, aproximadamente, en un 120%. La mayoría de las compañías se están encontrando que la reducción del consumo de energía es una manera rápida y efectiva de bajar costes.

En la industria del plástico hay consultores que pueden advertir de las medidas de ahorro en el coste de la energía. El consumo de cada máquina necesita ser analizado.

Analizando pérdidas por la energía
KraussMaffei Berstorff ha asumido el reto del ahorro de energía. El punto de partida es siempre una auditoria detallada de los principales consumidores de energía en una extrusora con el fin de localizar los módulos con mayor consumo y pérdidas más importantes. Las principales áreas de pérdidas de calor son el cilindro de la unidad de plastificación, la reductora y el motor DC. En respuesta a estos resultados, KraussMaffei Berstorff ofrece soluciones que aborden estas pérdidas de calor.

Unidades AC, económicas y fiables
La compañía ofrece ahora todas las extrusoras monohusillo en su serie Exclusiva 36 D para extrusión de Tuberías con motor AC trifásico en lugar de motores DC.

La eficacia de las extrusoras con motores AC es superior a la versión equivalente a DC: son entre un 5 y un 12% más eficientes, dependiendo del punto de medición.

La baja necesidad de mantenimiento y la rapidez en la limpieza ahorran tiempo. Esto, a su vez, mejora el rendimiento de la extrusora. Una reducción en el número de piezas de desgaste hace que las máquinas sean aún más resistentes y fiables. Los motores muestran también mejor comportamiento en la parte de carga. Uno de los factores que contribuyen es la reducción de la corriente reactiva necesaria.

KraussMaffei Berstorff ofrece también motores AC refrigerados por agua como opción para la producción en sala limpia. Con esta nueva medida de ahorro de energía la serie exclusiva de extrusoras monohusillo 36 D, KraussMaffei Berstorff está ayudando a los clientes a ahorrar energía y costes en su producción. El resultado es un coste competitivo en la producción y respetuoso con el medio ambiente.

En España, la firma está representada por Coscollola.

* Para más información: www.kraussmaffei.com

Otras noticias