PUBLICIDAD

MAAG
×
DOMO

PUBLICIDAD

La falta de plástico amenaza la recuperación del sector


21/05/2015

La reducción de las capacidades instaladas de producción de materias primas plásticas en Europa, como consecuencia de la crisis, y la depreciación del euro, causas de la actual situación de escasez.

La deslocalización de muchas fábricas de materias primas plásticas de Europa hacia Asia y Oriente Medio para conseguir reducir costes y abaratar los productos hace que el continente dependa del exterior para abastecerse de materias primas plásticas con las que satisfacer la demanda creciente de la industria transformadora europea, lo que, unido a la caída de las importaciones por la devaluación del euro y las tasas aduaneras, además de suponer una gran presión económica para las plantas existentes en el continente (que necesitan modernizarse), en la actual situación expansiva, amenaza la recuperación del sector. Estas son las claves principales que, según PIE (Plastics Information Europe) explican la actual situación de falta de materias primas que vive Europa y que también afecta al mercado español.

Así, por ejemplo, para el caso concreto del polietileno (PE),  según la información publicada por PIE (Plastics Information Europe), Europa se convertirá en un importador neto de este plástico en 2016, algo que afecta de forma especial al desarrollo de HDPE y LLDPE producidos mediante baja presión. Según PIE, la capacidad instalada en Europa de PE ha pasado de los casi 20 millones de toneladas anuales de 2012 a algo más de 18 en 2015 y el PE disponible, de los cerca de 17 millones a algo menos de 16.

La caída de la producción de PE en el continente se remonta a finales de 2011 con un descenso de los márgenes nominales hasta 100 euros/tonelada. Esta bajada estuvo acompañada por una caída de la demanda. Como resultado, las plantas europeas movieron ficha y  de 2012 a 2015 se ha perdido el 10% de las capacidades de baja presión (HDPE/LLDPE).

En paralelo, apunta PIE, las importaciones, especialmente de LLDPE, siguieron creciendo. En tan sólo un año, las entregas a la UE 28 pasaron de 700.000 toneladas en 2010 a más de 900.000. En 2013, las importaciones habían aumentado a un millón de toneladas. Las importaciones de HDPE también aumentaron durante el mismo período, aunque menos (en 150.000 toneladas).

En 2013, el volumen total de las importaciones de HDPE había alcanzado 1,25 millones de toneladas, lo que presionaba el exceso de capacidad de las viejas plantas europeas.

Junto a sus medidas de consolidación, los productores europeos también presionaron a Bruselas para encarecer las tasas de importación para el PE. El producto más barato de  los productores de Oriente Medio les afectaba particularmente. Así, el 1 de enero de 2014, la UE incrementó los impuestos aduaneros para las importaciones de PE de Oriente Medio del 3% al 6,5%.

La medida hizo descender las importaciones de PE al tiempo que crecieron las exportaciones de LDPE y HDPE. Pero la pérdida de valor del euro frente al dólar, que continua en 2015, es más determinante sobre el balance de importaciones y exportaciones de PE que el encarecimiento de las tasas aduaneras.

Así, recoge PIE, como consecuencia, en los primeros meses de 2015 la importación de PE a Europa procedentes de las regiones cuyas economías están basadas en el dólar, resulta menos rentable que nunca.

El colapso de las importaciones se suma a la reducción de capacidades a nivel europeo. Esta situación, en un marco expansivo del mercado por la bajada de precios del petróleo, y con la evidencia de problemas técnicos de las plantas productivas europeas, ponen de manifiesto la necesidad de inversiones por parte de los productores europeos. Algo a lo que han sido instados, según PIE, por las cuatro principales asociaciones de envases plásticos del continente.

La situación está llevando en muchos casos a los productores a replantearse las condiciones de sus contratos de venta de PE, incluyendo precios de provisión especiales ligados al precio del etileno, por ejemplo.

Para PIE, estos factores, como consecuencia de la globalización del mercado, estarían detrás de la actual situación de escasez de materias primas plásticas que afecta al mercado europeo y que vendrían a imponer unas nuevas reglas de juego.

*Para más información: www.pieweb.com