PUBLICIDAD

BRENNTAG


Los elastómeros termoplásticos Thermolast M de Kraiburg TPE ayudan a cicatrizar heridas


13/06/2016

Gracias a los elastómeros termoplásticos de la serie Thermolast M para uso médico, es posible la cicatrización de las heridas a través de un electrodo sobre la piel.

Gracias a los elastómeros termoplásticos de la serie Thermolast M para uso médico, hoy existe un novedoso método, que permite crear plasma frío mediante un electrodo directamente sobre la piel y favorecer así la cicatrización de las heridas a través de una estimulación profunda e indolora. El material de Kraiburg TPE rodea en forma de almohadilla sensora estéril el espaciador situado sobre la herida y asegura una separación plana y uniforme para generar el plasma frío.

Plástico para salud.

PlasmaDerm, que es como se llama la solución comercial, ha sido desarrollado por Cinogy. Con este dispositivo, que favorece la cicatrización y combate la acción de agentes patógenos multirresistentes, el personal de atención sanitaria puede tratar enfermedades de la piel y heridas crónicas. La almohadilla sensora estéril entra en contacto con la piel de la persona a través de un espaciador formado por un TPE perteneciente a la serie Thermolast M de Kraiburg TPE. Dado que se trata de un procedimiento para tratar heridas abiertas, es esencial que el material de contacto de la almohadilla sensora cumpla todas las normativas médicas pertinentes y que, además, sea apto para entrar en contacto directo con el flujo sanguíneo humano.

La empresa Cinogy ha creado un dispositivo portátil que por primera vez crea plasma no térmico, es decir frío,  a presión atmosférica directamente sobre la piel. En el procedimiento patentado PlasmaDerm, el espaciador se coloca sobre la piel. Mediante la activación de impulsos de alta tensión los campos eléctricos transforman el aire existente entre el espaciador y la piel en plasma no térmico. Lo máximo que percibe el paciente en este caso es un ligero hormigueo en la piel, pero sin ningún tipo de dolor. A diferencia de lo que ocurría hasta ahora en un tratamiento exclusivamente puntual, Cinogy presenta un electrodo con flexibilidad mecánica y de gran superficie para asegurar una separación uniforme con respecto a la piel. El material Thermolast M rodea a la almohadilla sensora del dispositivo PlasmaDerm como separador estéril intercambiable, destinado a un único uso.

El grupo de productos de la serie Thermolast M cumple las normas y certificaciones ISO10993-5 (Citotoxicidad), Drug Master File, USP Clase VI (Capítulo 88), USP 661 (in vitro), ISO 10993-4 (Hemólisis, contacto indirecto con sangre), ISO10993-10 (Irritación intracutánea) e ISO 10993-11 (Toxicidad sistémica aguda).

*Para más información: www.kraiburg-tpe.com

MundoPlast

Otras noticias