PUBLICIDAD

HITEMA
×

Material magnetocalórico de BASF para enfriar


28/01/2015

En la pasada feria CES, celebrada a primeros de enero de enero en Las Vegas, el fabricante de electrodomésticos Haier presentó un revolucionario refrigerador que utiliza un material de BASF.

La multinacional china Haier, líder en la fabricación de electrodomésticos, presentó en la pasada feria de electrónica CES de Las Vegas una vinoteca que utiliza un sistema de enfriamiento revolucionario mediante una bomba de calor magnetocalórica, mucho más eficiente y menos ruidosa.

Basf desarrolla un amterial magnetocalórico para refrigeración.

La bomba de calor magnetocalórica, un dispositivo de enfriamiento basado en materiales magnetocalóricos, es una alternativa ideal a los tradicionales compresores que son la base de la actual tecnología de enfriamiento que emplean los frigoríficos. Los materiales magnetocalóricos se calientan cuando se colocan en un campo magnético y se enfrían cuando se retiran de dicho campo magnético. En la bomba de calor magnetocalórica, el calor es transferido desde el interior frío de la vinoteca al aire caliente que la rodea mediante el transporte de un refrigerante de base acuosa a través de los materiales magnetocalóricos a medida que éstos entran y salen del campo magnético.

Una de las claves de este sistema es un tipo de material funcional compuesto por manganeso y acero desarrollado por BASF y la Universidad de Tecnología de Delft, en Países Bajos.

Los materiales magnetocalóricos consisten en materias primas abundantes y asequibles. Cuentan con alto rendimiento a través de todo el rango de temperaturas relevantes para refrigeración así como con una elevada estabilidad bajo condiciones de funcionamiento. BASF venderá estos materiales bajo la marca Quice.

La firma Astrounatics ha sido la encargada de la integración de los nuevos materiales en la bomba de calor magnetocalórica. Como explica el responsable de su centro de tecnología de Madison, Steven L. Russek, con los materiales magnetocalóricos de BASF hemos conseguido desarrollar la bomba de calor magnetocalórica y, junto con Haier, integrarla en su prototipo de vinoteca.

Los estudios teóricos demuestran que los sistemas de refrigeración basados en efectos magnetocalóricos pueden ser hasta un 35% más eficientes desde el punto de vista energético que los sistemas de compresión de vapor. Además, los sistemas enfriadores basados en materiales magnetocalóricos funcionan con menos nivel de ruido por la ausencia del compresor. Además, esta tecnología emplea refrigerantes en base de agua en lugar de gases refrigerantes, más contaminantes.

*Para más información: Ver vídeo explicativo

 

Otras noticias