Maag

Oimo desarrolla un plástico biodegradable


07/07/2020

La startup catalana Oimo ha desarrollado un material biodegradable, con las mismas características que el plástico convencional.

07.07.2020 Concretamente, el nuevo bioplástico ha sido creado a partir de algas, azúcares naturales y aceites vegetales. De esta manera, no resulta tóxico para la fauna marina. Entre sus principales usos figura la producción de envases de un solo uso para sectores como el alimentario, de bebidas o el cosmético.

oimo
Oimo.

La empresa emergente centrada en la formulación y diseño de nuevas materias primas biodegradables, más que en la fabricación de productos finales, asegura que su nuevo bioplástico se puede adaptar a todo tipo de aplicaciones. Asimismo, puede emplearse en la maquinaria habitual para transformar el plástico, sin necesidad de adaptaciones.

Obtención del nuevo material

El proceso de desarrollo del nuevo bioplástico incluye el calentamiento de las moléculas naturales presentes en los extractos de algas o aceites vegetales para producir una reacción química. Ello hace posible obtener una serie de cadenas moleculares que se adhieren para crear este bioplástico.

El nuevo desarrollo de Oimo ha contado con financiación de la Generalitat de Cataluña. En forma de una subvención directa por valor de 75.000 euros a través del organismo Acció.

La investigación ha formado parte de un proyecto basado en la economía circular que permite la producción de un material biodegradable en el medio marino. Ello, a partir de fuentes naturales y con las mismas propiedades de muchos tipos de plástico tradicional, sin efectos negativos sobre el medio ambiente.

Proteger al medio ambiente

Como ha explicado el CEO de Oimo, Albert Marfà, hasta hace poco la gente no se daba cuenta del gran impacto que genera el plástico para nuestro planeta, pero ahora todas las empresas son conscientes de la necesidad de reducirlo. Además, la legislación también funciona en este sentido, porque cada año más de 8 millones de toneladas de plástico terminan en el mar. Por eso, hemos desarrollado un tipo de embalaje sostenible, que pesa poco y es fácil de trabajar para lograr la flexibilidad o rigidez necesaria de acuerdo con las necesidades de las diferentes aplicaciones posibles.

Para Marfà, es más relevante que nunca trabajar desde la economía circular, considerando el aumento exponencial de los plásticos de un solo uso durante la crisis de salud causada por Covid-19. En este sentido, nuestro biomaterial es biodegradable tanto en tierra como en agua salada o dulce, y no es tóxico para la fauna marina, a menudo víctima de desechos que no pueden ser reciclados.

Sobre Oimo

Oimo es una startup catalana, fundada a primeros de 2019, y con sede en Barcelona. La joven empresa ya ha solicitado una patente para este nuevo material que espera comenzar a comercializar el próximo año 2021.

La startup cuenta actualmente con un equipo formado por cuatro personas, ingenieros, químicos, expertos en desarrollo de negocios, así como colaboradores y consultores externos.

Asimismo, Oimo también ofrece servicios de consultoría a empresas finales que desean comprender cómo pueden adaptar los productos que solían fabricar con el plástico tradicional y contribuir así a promover la innovación sostenible en el sector del embalaje.

*Para más información: www.oimo.co

MundoPlast