Alimatic

ormas de la UE para reducir riesgos en el contacto entre envases reciclados y alimentos


18/04/2008

ace la EC 282/2008 para regular la reutilización del plástico en la industria alimentaria y los riesgos de migraciones de componentes no poliméricos a los alimentos que esta práctica conlleva.

Esta nueva normativa nace ante la necesidad de establecer unos principios generales para eliminar las diferencias entra las legislaciones de los Estados miembros de la UE, así como adoptar medidas específicas respecto de grupos de materiales y objetos. Esto es así porque entre los residuos de envases de plástico puede haber restos de usos anteriores, contaminantes por un uso indebido y contaminantes procedentes de sustancias no autorizadas. Por tanto, es preciso establecer requisitos especiales para garantizar que los materiales y objetos producidos a partir de plásticos reciclados y destinados a entrar en contacto con alimentos cumplen lo dispuesto en el artículo 3 del Reglamento (CE) nº 1935/2004.

El nuevo Reglamento se aplicará a los materiales y objetos plásticos, así como a las partes de los mismos destinadas a entrar en contacto con los alimentos mencionados en el artículo 1 de la Directiva 2002/72/CE, que contengan plástico reciclado.

Sólo se podrán comercializar los materiales y objetos de plástico reciclado que contengan plásticos reciclados procedentes de un proceso autorizado por el Reglamento. Esta normativa especifica las condiciones para la autorización de los procesos de reciclado, la solicitud de autorización de los procesos, las obligaciones que de ella se derivan, su modificación, suspensión y revocación, el control oficial al que serán sometidas empresas y productos y el etiquetado de los objetos fabricados.

La normativa europea establece que el proceso de reciclado ha de ser específico para cada empresa, por lo que se refiere a los parámetros de la tecnología y los procesos utilizados. Por lo tanto, sólo deben concederse autorizaciones específicas para cada proceso.

En el tratamiento mecánico, en el que los residuos de plástico se trituran en trozos pequeños y se limpian, hay que tener mucho cuidado para eliminar tales contaminaciones. El proceso de reciclado debe demostrar que puede reducir eficazmente la contaminación potencial hasta un nivel que no plantee ningún riesgo para la salud humana.

Determinados tipos de materiales y objetos plásticos fabricados con plásticos pueden ser adecuados para entrar en contacto solamente con tipos específicos de alimentos en determinadas condiciones.

La instalación de reciclado y de transformación debe estar sujeta a la inspección y el control del Estado miembro. Los controles oficiales efectuados deben constar de auditorías, que se efectuarán de la forma más rentable posible, a fin de minimizar la carga administrativa y económica para las autoridades competentes y las pequeñas y medianas empresas.