PUBLICIDAD

BIO-FED

Plástico para proteger las construcciones de la humedad


15/03/2011

El Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS) ha desarrollado elementos plásticos inmunes a la corrosión provocada por la humedad y el oxígeno para el interior de las estructuras de hormigón.

El nuevo desarrollo se enmarca dentro de un proyecto co-financiado por el IMPIVA (Instituto de la Mediana y Pequeña Industria Valenciana) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), en el que también participa la empresa valenciana Fibrotec Materiales Compuestos S.L.

 

Estructura de construcción.

Los productos desarrollados son varillas corrugadas, que podrían sustituir a las que se utilizan actualmente como refuerzo del hormigón en las obras, que al ser de acero y estar expuestas a la humedad y el oxígeno pueden sufrir una corrosión imposible de controlar. Este hecho es relevante en lugares como Valencia, donde en 2010 hubo una media de humedad del 71,1%.

Como explica Sergio Fita, investigador principal del proyecto en AIMPLAS, “estas varillas, además, cuentan con la ventaja de que tienen las propiedades físicas y mecánicas similares a las de acero, pero un menor peso, lo que las convierte en ideales para la construcción  porque disminuyen el riesgo de accidentes laborales. También son más ecológicas a la hora de transportarlas, puesto que se emite menos CO2”.

Además de sustituir el acero por plástico, para fabricar las varillas AIMPLAS ha utilizado una novedosa tecnología basada en la radiación ultravioleta, que  reduce el consumo energético en la fabricación, con lo que se minimizan los costes y plazos de fabricación.

Esta nueva tecnología también reduce las emisiones de compuestos orgánicos volátiles durante la fabricación, lo que supone el aumento de la seguridad de los trabajadores.

Así pues, estos innovadores elementos podrán ser aplicados en hormigón expuesto a la sal de mar en zonas de puertos, edificios o estructuras cerradas como acuarios o granjas marítimas, y en hormigón expuesto a otros medios como industrias químicas o instalaciones petroquímicas.

También será útil su aplicación en lugares que precisen protección electromagnética como instalaciones de radar, barreras de paso a nivel, torres de línea de alta tensión y subestaciones eléctricas.
Su uso está previsto además en cornisas, balcones, calzadas y túneles.

* Para más información: www.aimplas.es

 

Otras noticias