HITEMA

Materiales y recubrimientos poliméricos más seguros para uso hospitalario


15/12/2020

En el marco del proyecto Mobact, en el que participa AIMPLAS, se desarrollan nuevos materiales y recubrimientos poliméricos para uso hospitalario que evitarán la transmisión de infecciones por microorganismos.

Si algo ha puesto de manifiesto la actual pandemia es la necesidad de extremar las medidas de higiene en todos los ámbitos para evitar contagios; pero especialmente, en el ámbito sanitario.

Y es que, está demostrado que es precisamente en hospitales y centros de salud donde mayor riesgo de contagio existe, no ya del COVID19, sino de otros patógenos.

Así, dejando de lado el coronavirus, el Centro Europeo de Control de Enfermedades señala otros problemas de salud pública muy preocupantes. Es el caso de las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria en ambientes hospitalarios. Los microorganismos que provocan estas enfermedades se transmiten a través de superficies de contacto. En este sentido, en función de su naturaleza y de las condiciones ambientales, pueden llegar a sobrevivir hasta varios meses en dichas superficies; incluso tras una limpieza aparentemente correcta.

Así, los estudios demuestran que el 75% de las superficies siguen contaminadas con restos orgánicos y más del 50% con patógenos tras su limpieza.

Sobre el proyecto Mobact

Para hacer frente a este problema, AIMPLAS, Instituto Tecnológico del Plástico, impulsa el proyecto Mobact, financiado por la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI). Además de AIMPLAS, en el proyecto Mobact también participan el Instituto de Tecnología de Materiales de la UPV; la empresa Lamberti, industrias Tayg; y el Instituto de Investigación Sanitaria La Fe.

El objetivo del proyecto es desarrollar una tecnología que disminuya el riesgo de colonización por patógenos de las superficies sanitarias en contacto con los pacientes. De manera que se logre reducir hasta en un tercio la carga de estas enfermedades.

Nuevos materiales poliméricos

Así, se están investigando nuevos materiales basados en sustancias activas con capacidad bacteriostática o bactericida. La idea es poder aplicar dichos materiales como recubrimientos en mobiliario y superficie o en masa para la fabricación de productos inyectados. Además, se trata de materiales de origen renovable alternativos a los de naturaleza metálica que son los que tradicionalmente se han empleado para estas soluciones.

Los nuevos compuestos biobasados se van a encapsular en matrices poliméricas que hagan posible su utilización tanto en forma de barnices en base agua para el recubrimiento de mobiliario y superficies, como en masa para la fabricación de productos inyectados. El resultado de las investigaciones se validará en entorno hospitalario real para verificar su funcionalidad y el cumplimiento de la legislación vigente.

Este proyecto está alineado con varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

*Para más información: www.aimplas.es

MundoPlast

15.12.2020