HITEMA

Poliolefinas para superficies inteligentes, gracias a Repsol y TactoTek


11/12/2020

Ambas empresas desarrollan conjuntamente una tecnología para fabricar superficies inteligentes destinadas al sector de la automoción, empleando poliolefinas.

Repsol y la start up finlandesa TactoTek, en la que posee un participación desde el pasado año, trabajan en el desarrollo de superficies inteligentes a partir de poliolefinas. Concretamente, ambas empresas buscan ampliar el uso de este tipo de plásticos en piezas de altas prestaciones, como las superficies inteligentes, que hasta ahora sólo se realizaban con otro tipo de polímeros.

Por sus características de versatilidad y propiedades físicas y mecánicas las poliolefinas son los plásticos más utilizados en el sector de la automoción. Asimismo, dada su ligereza en comparación con otroas materiales como los metales, resultan calve para ayudar a reducir las emisiones de CO2 en los vehículos.

La alianza entre Repsol y TactoTek

La relación estrecha entre Repsol y TactoTek surgió cuando a finales de 2019, Repsol suscribió una participación en la startup finlandesa, a través de su fondo de inversión Repsol Corporate Venturing.

El desarrollo conjunto de ambas firmas en la innovación de nuevas superficies inteligentes para la industria automotriz supone una revolución en cuanto al empleo de nuevos materiales para este tipo de aplicaciones. Este desarrollo permitirá además nuevas oportunidades para el sector automotriz en cuanto al diseño e integración del interior del automóvil.

Sobre TactoTek y la plastrónica


Fundada el año 2011 en la localidad finlandesa de Oulu, TactoTek ha desarrollado un proceso de fabricación denominado electrónica estructural por moldeo o IMSE (in-mold structural electronics).

Se trata de un proceso innovador que integra componentes electrónicos impresos y electrónicos estándar, como los LEDs, en piezas moldeadas por inyección 3D.

Gracias a la tecnología IMSE de TactoTek, prácticamente cualquier superficie fina plástica puede convertirse en una interfaz de usuario. Y ello, sin necesidad de incluir botones físicos de tipo mecánico ni otro tipo de controles tradicionales.

Esta tecnología, denominada plastrónica o electrónica integrada en materiales plásticos, se emplea ya en el sector de la automoción. Es el caso por ejemplo de la integración de controles táctiles, de sistemas de conectividad inalámbrica y de iluminación en paneles interiores de vehículos. Asimismo, la plastrónica se utiliza frecuentementen en la industria de la electrónica de consumo como superficies funcionales táctiles de numerosos dispositivos como los wearables, por ejemplo.

Repsol y la industria del automóvil

La importancia de Repsol como proveedor de referencia para la industria del automóvil; no sólo de materiales poliméricos (polipropileno, polietileno y polioles) sino también de combustibles o lubricantes, hace que la alianza con TactoTek refuerce precisamente este papel.

En este contexto de empresa referente para la industria automotriz, y en línea con su estrategia de sostenibilidad; Repsol está trabajando para fomentar un nuevo modelo de economía circular. De esta manera promueve la recuperación de materiales utilizados en coches que han llegado al fin de su vida útil. En este sentido, los materiales plásticos reciclados de vehículos fuera de uso se reincorporan en nuevos procesos de fabricación; que dan lugar a materiales reciclados de altas prestaciones. Precisamente esto es la base de la gama Repsol Reciclex.

*Otras noticias relacionadas:

Repsol sigue haciendo socios para impulsar la economía circular de los plásticos

*Para más información: www.repsol.com / www.tactotek.com

MundoPlast

11.12.2020