El Grupo Antolín, referente mundial en la fabricación de interiores para vehículos, obtuvo unos ingresos durante el primer trimestre de 2020, de 1.054 millones de euros.

01.06.2020 La cifra muestra el acuse de los efectos del coronavirus, ya que durante el mismo periodo de 2019, los ingresos de grupo sumaron 1.270 millones de euros.

Grupo Antolín, fabricante de componentes para automoción, empresa burgalesa, expansión internacional, plan de inversiones, Estados Unidos, planta de carolina del sur, Dodge, BMW, puertas para vehículos

Y es que, según explica la multinacional burgalesa, la pandemia redujo la producción mundial de vehículos un 23% durante los tres primeros meses de 2020. Desde Antolín también señalan que sus datos del primer trimestre 2020, a pesar de caer con respecto a 2019, experimentaron un comportamiento superior al de la media del sector. Ello se explica por la importante diversificación de su cartera de proyectos a nivel global.

En la misma línea, el beneficio operativo bruto (ebitda) de la empresa se situó en los 77 millones de euros, frente a los 100 millones de un año antes. Antolín explica esta bajada por la caída de las ventas en China, primero, que luego se repitió en el resto de países desde mediados de marzo. Asimismo, señala el poco tiempo dispuesto para poder adaptar su estructura a la fuerte caída de los ingresos a causa del COVID19.

Datos por negocios y áreas geográficas

Atendiendo a los resultados por negocios, el de Puertas sumó unas ventas de 443 millones de euros. Por su parte, la unidad de negocio de Techos alcanzó los 415 millones. En cuanto a la división de Paneles de Instrumentos y Consolas, sus ventas ascendieron a 128 millones de euros. Por último, las ventas de la unidad de negocio de Iluminación se situaron en los 67 millones.

Por territorios, Europa aportó 534 millones de euros a las ventas globales del grupo, mientras que la región de NAFTA vendió productos por valor de 419 millones. En el caso de Asia-Pacífico y de Mercosur, sumaron unas ventas de 71 y 16 millones de euros, respectivamente.

Medidas de Grupo Antolín frente al coronavirus

Para hacer frente a los efectos de la pandemia, el Grupo Antolín tiene en marcha un plan de actuación, dominado por tres pilares fundamentales.

Así, la primera prioridad del Grupo es proteger la salud y garantizar la seguridad de todos los empleados. Para ello, la firma cumple en todas sus instalaciones un protocolo que tiene en cuenta las indicaciones de las autoridades sanitarias.

El segundo aspecto fundamental es asegurar la continuidad del negocio y blindar la tesorería. En este sentido, para ello, Grupo Antolín ha llevado a cabo medidas como la reducción de las inversiones, el control de los stocks y la bajada temporal de los salarios de sus directivos. Igualmente, los propios accionistas han pedido la suspensión de los pagos de dividendos.

Con todo, actualmente la multinacional del sector de la automoción cuenta con una liquidez de 460 millones de euros. También dispone de cerca de 150 millones en líneas de crédito y de factoring sin recurso, a 30 de abril.

En la misma línea, la empresa asegura que cuenta con el respaldo de las entidades financieras que participan en el crédito sindicado de Grupo. Lo que se ha traducido en la flexibilización de lass condiciones del préstamo.

El tercer pilar del plan de acción de Antolín pasa por mantener una actitud proactiva y ágil para poder reiniciar la actividad con total seguridad en función de la situación de cada país.

En el caso de China, por ejemplo, las fábricas de Antolín en el país asiático trabajan con total normalidad después de que en marzo volviera la producción.

Por lo que se refiere a Europa y la región NAFTA, las plantas de la compañía se han vuelto a poner en marcha de forma progresiva desde primeros de mayo. En este sentido, el 92% de los centros productivos del Viejo Continente y el 57% de los situados en NAFTA están produciendo, aunque a ritmo aún por debajo del 30%.

Incorporación de consejeros

La compañía también informa de la incorporación de nuevos miembros a su Consejo Asesor. En este sentido, los consejeros recién incorporados son Macarena Cassinello, directiva de Siemens Gamesa,  y Juan de Antonio, fundador y consejero delegado de Cabify.

En ambos casos, se trata de profesionales independientes y que gozan de un reconocido prestigio. Antolín considera que su incorporación supone un valor añadido al órgano de apoyo del Consejo de Administración. Especialmente en unos momenos cruciales para la empresa y la industria, con restos importantes como el de la nueva movilidad.

Cassinello y De Antonio sustituyen a José Manuel Temiño, exconsejero delegado de la compañía; y a Emilio Ontiveros.

Sobre el Consejo Asesor de Grupo Antolín

El Consejo Asesor de Grupo Antolín fue constituido en 2018 para apoyar al Consejo de Administración en el buen gobierno. Tiene carácter consultivo y participa en todas las reuniones y actividades del Consejo de Administración. También tiene acceso a toda la información sobre la compañía.

Además de por las nuevas incorporaciones, el órgano consultivo de Antolín está compuesto por Carmen Gómez de Barreda; Ramón Sotomayor y Bernardo José Villazán.

*Para más información: www.grupoantolin.com

MundoPlast