HITEMA

Sangre de plástico para emergencias


15/05/2007

Científicos ingleses han creado una muestra de sangre artificial compuesta de moléculas plásticas que puede sustituir a la sangre real en situaciones de emergencia.
Científicos de la Universidad de Sheffield, en el centro de Inglaterra, han creado una muestra de sangre plástica que podría sustituir a la sangre real en situaciones de emergencia.

Fabricada de material plástico, el sucedáneo es más ligero de transportar y más fácil de almacenar, lo que según sus creadores lo convierte en ideal para zonas de guerra en las que los equipos médicos pueden tener dificultades de desplazamiento y abastecimiento.

La sangre artificial, todavía en desarrollo y sin experimentar en seres vivos, tiene una vida más larga que la que se obtiene de donantes, aprovechable sólo durante 35 días. A diferencia de ésta, no necesita refrigeración para su mantenimiento, pues sus propiedades siguen estables a temperatura ambiente.

El sucedáneo puede guardarse como pasta en bolsas de sangre y luego ser disuelto en agua antes de aplicarse a los pacientes que urgentemente necesiten sangre antes de llegar a un hospital.

El material está compuesto de moléculas plásticas. Éstas llevan en su núcleo un átomo de hierro, tal como ocurre con la hemoglobina, que puede adherir oxígeno y transportarlo por el cuerpo.

Las pequeñas moléculas plásticas se juntan en una estructura similar a las de las ramas de un árbol, con una forma y un tamaño similar a los de las moléculas de la hemoglobina. Esto crea el correcto entorno para que el hierro se junte al oxígeno en los pulmones y lo disperse por el cuerpo.